LECCIÓN 16 – LAS MAYORES OBRAS QUE TENEMOS PREPARADAS

16 – LOS EJERCICIO DE LOS DONES ESPIRITUALES Y LA GUÍA DEL ESPÍRITU SANTO

 Ampliar este contenido en el blog: ¿Cómo estamos discipulando hoy?

CUANDO LA GRACIA DE DIOS IRRUMPE EN MI VIDA

1 Corintios 12:1 No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales…

1 Corintios 14:12  Así también vosotros;  pues que anheláis dones espirituales,  procurad abundar en ellos para edificación de la iglesia.

Hebreos 5:14  los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.

El Espíritu Santo está continuamente activo en nuestras vidas, dirigiéndonos y revelándonos cosas.

Tenemos que ejercitar los sentidos espirituales para poder atender y descifrar toda esa continua actividad del Espíritu en nuestras vidas.

Eso requiere una continua conciencia de que hay un conocimiento sobrenatural al que tenemos acceso y lo necesitamos para la vida cotidiana.

La operación de un don es por la irrupción del Espíritu en mi vida que consigue mi atención y gobierna manifestándose.

1 Corintios 12:4-11 Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo. Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho. Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas. Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere.

DONES DE REVELACIÓN:        PARA SABER      

1)  Palabra de sabiduría

2)  Palabra de ciencia o conocimiento

3)  Discernimiento de Espíritus.

DONES DE INSPIRACIÓN:         PARA HABLAR  

1)  Profecía.

2)  Lenguas.

3)  Interpretación de lenguas.

DONES DE PODER:                      PARA HACER    

1)  Fe.

2)  Milagros.

3)  Sanidades.

 

ESTAS SON LAS ARMAS ESPIRITUALES EN EL MINISTERIO

2 Corintios 10:3-4  Pues aunque andamos en la carne,  no militamos según la carne;  porque las armas de nuestra milicia no son carnales,  sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas

 

EL PROCESO DE CRECIMIENTO ESPIRITUAL

– Hacer morir por el Espíritu las obras de la carne.

– Servir con las armas espirituales poderosas en Dios

– Ser guiados por el Espíritu de Dios.

 

LA GUÍA DEL ESPÍRITU SANTO  

Ampliar este contenido en el blog: ¿Cómo estamos discipulando hoy?

 

Juan 3:8  El viento sopla de donde quiere,  y oyes su sonido;  mas ni sabes de dónde viene,  ni a dónde va;  así es todo aquel que es nacido del Espíritu.

Romanos 8:13-14   porque si vivís conforme a la carne,  moriréis;  mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne,  viviréis. Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios,  éstos son hijos de Dios..

Guiados es una traducción débil para una palabra tan fuerte como “stoichomen” que debería ser traducido como “controlados”.

 

EL SEÑORÍO DEL ESPÍRITU SANTO

2 Corintios 3:17  Porque el Señor es el Espíritu;  y donde está el Espíritu del Señor,  allí hay libertad.

Hechos 15:28  Porque ha parecido bien al Espíritu Santo,  y a nosotros,  no imponeros ninguna carga más que estas cosas necesarias:

Hechos 16:6  les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia; y cuando llegaron a Misia,  intentaron ir a Bitinia,  pero el Espíritu no se lo permitió.

Hechos 20:22-23  Ahora,  he aquí,  ligado yo en espíritu,  voy a Jerusalén,  sin saber lo que allá me ha de acontecer; salvo que el Espíritu Santo por todas las ciudades me da testimonio,  diciendo que me esperan prisiones y tribulaciones.

El Señorío de Cristo sobre nuestras vidas implica el gobierno de Dios sobre mi cotidianidad. Ese gobierno se manifiesta en la práctica por medio del Espíritu Santo.

El Espíritu Santo es el que opera en mis pensamientos y emociones para interactuar con mi voluntad. Es por eso que la guía del Espíritu se transforma en el gobierno del Espíritu. Es así que el Espíritu impone cargas, prohíbe y dirige, como vemos en el testimonio del apóstol Pablo. Es así que el Espíritu nos guía a toda verdad.

El Espíritu Santo como maestro

Juan 16:7-14 Pero cuando venga el Espíritu de verdad,  él os guiará a toda la verdad;  porque no hablará por su propia cuenta,  sino que hablará todo lo que oyere,  y os hará saber las cosas que habrán de venir. El me glorificará;  porque tomará de lo mío,  y os lo hará saber.

El Espíritu como amigo, nos ayuda en nuestra debilidad

Juan 14:16-17  Y yo rogaré al Padre,  y os dará otro Consolador,  para que esté con vosotros para siempre.

Romanos 8:26  Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; 

El Espíritu Santo como guía y profeta

Romanos 8:14  Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios,  éstos son hijos de Dios.

El Espíritu como vivificador

Romanos 8:11  Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros,  el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros.

El Espíritu nos da poder para testificar

Hechos 1:8  pero recibiréis poder,  cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo,  y me seréis testigos en Jerusalén,  en toda Judea,  en Samaria,  y hasta lo último de la tierra.

LOS EJERCICIO DE LOS DONES ESPRITUALES Y LA GUÍA DEL ESPÍRITU SANTO

Material preparado para grupos de estudios bíblicos por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “LA ESENCIA DEL MENSAJE DE DIOS”

Anuncios