LECCIÓN 16 – LAS MAYORES OBRAS QUE TENEMOS PREPARADAS

16 – LOS EJERCICIO DE LOS DONES ESPIRITUALES Y LA GUÍA DEL ESPÍRITU SANTO

 Ampliar este contenido en el blog: ¿Cómo estamos discipulando hoy?

CUANDO LA GRACIA DE DIOS IRRUMPE EN MI VIDA

1 Corintios 12:1 No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales…

1 Corintios 14:12  Así también vosotros;  pues que anheláis dones espirituales,  procurad abundar en ellos para edificación de la iglesia.

Hebreos 5:14  los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.

El Espíritu Santo está continuamente activo en nuestras vidas, dirigiéndonos y revelándonos cosas.

Tenemos que ejercitar los sentidos espirituales para poder atender y descifrar toda esa continua actividad del Espíritu en nuestras vidas.

Eso requiere una continua conciencia de que hay un conocimiento sobrenatural al que tenemos acceso y lo necesitamos para la vida cotidiana.

La operación de un don es por la irrupción del Espíritu en mi vida que consigue mi atención y gobierna manifestándose.

1 Corintios 12:4-11 Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo. Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho. Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas. Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere.

DONES DE REVELACIÓN:        PARA SABER      

1)  Palabra de sabiduría

2)  Palabra de ciencia o conocimiento

3)  Discernimiento de Espíritus.

DONES DE INSPIRACIÓN:         PARA HABLAR  

1)  Profecía.

2)  Lenguas.

3)  Interpretación de lenguas.

DONES DE PODER:                      PARA HACER    

1)  Fe.

2)  Milagros.

3)  Sanidades.

 

ESTAS SON LAS ARMAS ESPIRITUALES EN EL MINISTERIO

2 Corintios 10:3-4  Pues aunque andamos en la carne,  no militamos según la carne;  porque las armas de nuestra milicia no son carnales,  sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas

 

EL PROCESO DE CRECIMIENTO ESPIRITUAL

– Hacer morir por el Espíritu las obras de la carne.

– Servir con las armas espirituales poderosas en Dios

– Ser guiados por el Espíritu de Dios.

 

LA GUÍA DEL ESPÍRITU SANTO  

Ampliar este contenido en el blog: ¿Cómo estamos discipulando hoy?

 

Juan 3:8  El viento sopla de donde quiere,  y oyes su sonido;  mas ni sabes de dónde viene,  ni a dónde va;  así es todo aquel que es nacido del Espíritu.

Romanos 8:13-14   porque si vivís conforme a la carne,  moriréis;  mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne,  viviréis. Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios,  éstos son hijos de Dios..

Guiados es una traducción débil para una palabra tan fuerte como “stoichomen” que debería ser traducido como “controlados”.

 

EL SEÑORÍO DEL ESPÍRITU SANTO

2 Corintios 3:17  Porque el Señor es el Espíritu;  y donde está el Espíritu del Señor,  allí hay libertad.

Hechos 15:28  Porque ha parecido bien al Espíritu Santo,  y a nosotros,  no imponeros ninguna carga más que estas cosas necesarias:

Hechos 16:6  les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia; y cuando llegaron a Misia,  intentaron ir a Bitinia,  pero el Espíritu no se lo permitió.

Hechos 20:22-23  Ahora,  he aquí,  ligado yo en espíritu,  voy a Jerusalén,  sin saber lo que allá me ha de acontecer; salvo que el Espíritu Santo por todas las ciudades me da testimonio,  diciendo que me esperan prisiones y tribulaciones.

El Señorío de Cristo sobre nuestras vidas implica el gobierno de Dios sobre mi cotidianidad. Ese gobierno se manifiesta en la práctica por medio del Espíritu Santo.

El Espíritu Santo es el que opera en mis pensamientos y emociones para interactuar con mi voluntad. Es por eso que la guía del Espíritu se transforma en el gobierno del Espíritu. Es así que el Espíritu impone cargas, prohíbe y dirige, como vemos en el testimonio del apóstol Pablo. Es así que el Espíritu nos guía a toda verdad.

El Espíritu Santo como maestro

Juan 16:7-14 Pero cuando venga el Espíritu de verdad,  él os guiará a toda la verdad;  porque no hablará por su propia cuenta,  sino que hablará todo lo que oyere,  y os hará saber las cosas que habrán de venir. El me glorificará;  porque tomará de lo mío,  y os lo hará saber.

El Espíritu como amigo, nos ayuda en nuestra debilidad

Juan 14:16-17  Y yo rogaré al Padre,  y os dará otro Consolador,  para que esté con vosotros para siempre.

Romanos 8:26  Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; 

El Espíritu Santo como guía y profeta

Romanos 8:14  Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios,  éstos son hijos de Dios.

El Espíritu como vivificador

Romanos 8:11  Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros,  el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros.

El Espíritu nos da poder para testificar

Hechos 1:8  pero recibiréis poder,  cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo,  y me seréis testigos en Jerusalén,  en toda Judea,  en Samaria,  y hasta lo último de la tierra.

LOS EJERCICIO DE LOS DONES ESPRITUALES Y LA GUÍA DEL ESPÍRITU SANTO

Material preparado para grupos de estudios bíblicos por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “LA ESENCIA DEL MENSAJE DE DIOS”

Anuncios

LECCIÓN 15 – LA VIDA DE JESÚS SEA CONFORMADA EN NOSOTROS

15  – NUESTRA COMUNIÓN CON EL ESPÍRITU SANTO HASTA ALCANZAR UNA PLENITUD INTERIOR

 Ampliar este contenido en el blog: ¿Cómo estamos discipulando hoy?

ES UN PROCESO

No podemos pasar por alto que cada persona crece a un ritmo diferente.

1Corintios 3:1-3  De manera que yo,  hermanos,  no pude hablaros como a espirituales,  sino como a carnales,  como a niños en Cristo. Os di a beber leche,  y no vianda.

Hebreos 5:11-16  Sobre este tema tenemos mucho que decir aunque es difícil explicarlo, porque a ustedes lo que les entra por un oído les sale por el otro.  En realidad,  a estas alturas ya deberían ser maestros,  y sin embargo necesitan que alguien vuelva a enseñarles las verdades más elementales de la palabra de Dios.  Dicho de otro modo,  necesitan leche en vez de alimento sólido.

Mi espíritu vive pero mi cuerpo está muerto a causa del pecado.

Romanos 8: 10  Pero si Cristo está en vosotros,  el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado,  mas el espíritu vive a causa de la justicia.

En la conversión mi espíritu vive a causa de que Cristo mora en mí.

Pero mi cuerpo está muerto a causa del pecado.

En este proceso de sanidad (santificación) el Espíritu Santo va vivificando mis pensamientos, mis sentimientos, mis hábitos.

El Espíritu quiere fluir, manifestarse. Mi carne es el impedimento.

El proceso de sanidad es el debilitamiento de mi carne para que no tenga poder para estorbar la manifestación del Espíritu

Romanos 8: 10-13  Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros,  el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros. Así que,  hermanos,  deudores somos,  no a la carne,  para que vivamos conforme a la carne; porque si vivís conforme a la carne,  moriréis;  mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne,  viviréis.

Este proceso de sanidad interior determina el éxito de nuestros ministerios.

Este proceso interior es una de las grandes diferencias entre Saúl y David.

Saúl fue ungido al otro día que fue elegido 1 Samuel 10:1; en cambio David esperó de 10 a 13 años. En el caso de Saúl sin la fuerza de carácter que proviene del ganar las batallas privadas, las victorias públicas sólo expusieron la debilidad de su corazón, algo que permanece oculto hasta alcanzar esas victorias. El sumar a la debilidad del corazón las victorias públicas provoca que uno se quede con la gloria que le corresponde a Dios. David alcanzó una fortaleza interior fruto de años de pruebas que lo prepararon para manejar las victorias y la responsabilidad de gobernar.

 

ES NECESARIO UN BEBER CONTINUO DEL ESPÍRITU

Efesios 5:18  No os embriaguéis con vino,  en lo cual hay disolución;  antes bien sed llenos del Espíritu, hablando entre vosotros con salmos,  con himnos y cánticos espirituales,  cantando y alabando al Señor en vuestros corazones; dando siempre gracias por todo al Dios y Padre,  en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.

Levítico 6:12  Y el fuego encendido sobre el altar no se apagará,  sino que el sacerdote pondrá en él leña cada mañana.

La comunión con el Espíritu Santo tiene que ver con lo cotidiano.

Con el beber continuamente, con el mantener la paz en mi corazón.

Es como el maná, el maná de ayer no sirve para hoy.

La llenura de ayer no me sirve para hoy. Es un andar en novedad de vida. Romanos 6:4

NOSOTROS SOMOS LOS QUE TRASLADAMOS LA PRESENCIA DE DIOS

El mantener mi vida continuamente llena del Espíritu Santo más la creciente conformación de mi vida a la semejanza a Cristo provoca que la presencia de Dios llene todo mi ser, se haga realidad el anhelo de Dios de hacer morada en mí.

Juan 14:23  El que me ama,  mi palabra guardará;  y mi Padre le amará,  y vendremos a él,  y haremos morada (tabernáculo) con él.

En el Antiguo Pacto la presencia de Dios residía en el tabernáculo.

 Números 7:89  Y cuando entraba Moisés en el tabernáculo de reunión,  para hablar con Dios,  oía la voz que le hablaba de encima del propiciatorio que estaba sobre el arca del testimonio,  de entre los dos querubines;  y hablaba con él.

Al ignorar David cómo debía trasladarse el tabernáculo, causó la muerte de Uza.

1 Crónicas 15:14-15  Así los sacerdotes y los levitas se santificaron para traer el arca de Jehová Dios de Israel. Y los hijos de los levitas trajeron el arca de Dios puesta sobre sus hombros en las barras,  como lo había mandado Moisés,  conforme a la palabra de Jehová.

Hoy nosotros somos los responsables de trasladar la presencia de Dios a todo lugar que vamos. Nos toca a nosotros santificarnos.

 

LA PRESENCIA DE DIOS NOS TIENE QUE TRASCENDER

Juan 12:24-25  De cierto,  de cierto os digo,  que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere,  queda solo;  pero si muere,  lleva mucho fruto. El que ama su vida,  la perderá;  y el que aborrece su vida en este mundo,  para vida eterna la guardará.

Jesús desciende en Gadara

Lucas 8:27-28  Al llegar él a tierra,  vino a su encuentro un hombre de la ciudad,  endemoniado desde hacía mucho tiempo;  y no vestía ropa,  ni moraba en casa,  sino en los sepulcros. Este,  al ver a Jesús,  lanzó un gran grito,  y postrándose a sus pies exclamó a gran voz: ¿Qué tienes conmigo,  Jesús,  Hijo del Dios Altísimo?  Te ruego que no me atormentes.

Jesús no pronunció palabra, la vida trascendía su interior y afectaba lo que le rodeaba.

El endemoniado se sintió atormentado, reconoció su divinidad y le rogó.

Una poderosa reunión de oración

Hechos 4:31  Cuando hubieron orado,  el lugar en que estaban congregados tembló;  y todos fueron llenos del Espíritu Santo,  y hablaban con denuedo la palabra de Dios.

Una alabanza poderosa

Hechos 16:25-26  Pero a medianoche,  orando Pablo y Silas,  cantaban himnos a Dios;  y los presos los oían. Entonces sobrevino de repente un gran terremoto,  de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían;  y al instante se abrieron todas las puertas,  y las cadenas de todos se soltaron.

 

NUESTRO SER INTERIOR ALCANZA LA PLENITUD.

Efesios 3:16-20  Para que os dé,  conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecido con poder en el hombre interior por su Espíritu; para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones… para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.

Cuando no impedimos la habitación del Espíritu en nosotros, Cristo va ensanchando su morada y vamos siendo llenos de toda la plenitud de Dios.

 

NUESTRA COMUNIÓN CON EL ESPÍRITU SANTO HASTA ALCANZAR UNA PLENITUD INTERIOR

Material preparado para grupos de estudios bíblicos por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “LA ESENCIA DEL MENSAJE DE DIOS”

LECCIÓN 14 – LA SANIDAD DEL ALMA DEBILITANDO NUESTRA CARNALIDAD

14 –  LA SANIDAD DEL ALMA DEBILITANDO NUESTRA CARNALIDAD

 Ampliar este contenido en el blog: Ministrando sanidad interior

Buenas noticias para los que sufren

Jesús inaugura su ministerio público (Lucas 4:18-19) leyendo en la sinagoga:

Isaías 61:1-3 El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí,  porque me ungió Jehová;  me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos,  a vendar a los quebrantados de corazón,  a publicar libertad a los cautivos,  y a los presos apertura de la cárcel; a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová,  y el día de venganza del Dios nuestro;  a consolar a todos los enlutados; a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza,  óleo de gozo en lugar de luto,  manto de alegría en lugar del espíritu angustiado;  y serán llamados árboles de justicia,  plantío de Jehová,  para gloria suya.

La Escritura habla de ‘abatidos’ (deprimidos), quebrantados de corazón’, (resentidos, ofendidos), cautivos (atados), ‘presos’ (oprimidos), ‘enlutados‘ (melancólicos), ‘afligidos’, ‘angustiados’.

Jesús es el Ungido y el Enviado:

– para sanar a todos los que sufren, liberarles y consolarles.

– para ordenar  que se les dé: gloria, óleo ade gozo y manto de alegría.

El enemigo viene trabajando sistemática en nuestras almas.

A lo largo de nuestras vidas ha ido construyendo áreas de debilidad en mis pensamientos, sentimientos y hábitos, heridas, ataduras para tener cautivos.

De manera que cada vez que necesitamos escapar de él tiene lazos por las cual nos puede someter.

2Timoteo 2:26  (para que) escapen del lazo del diablo,  en que están cautivos a voluntad de él.

 

EL ALCANCE DE NUESTRO CONFLICTO INTERIOR.

Nuestro yo.

Lucas 9:23-24  Si alguno quiere venir en pos de mí,  niéguese a sí mismo,  tome su cruz cada día,  y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida,  la perderá;  y todo el que pierda su vida por causa de mí,  éste la salvará.

Nuestro yo se niega a dejar de tener el control de todo lo que hacemos y sentimos.

Quiere mantenerse en el gobierno, el yo pretende salvar su gobierno.

Así es como perdemos la vida transformadora de Jesús.

Nuestra carnalidad es la que tenemos que debilitar

Romanos 8:6-8  Porque el ocuparse de la carne es muerte,  pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios;  porque no se sujetan a la ley de Dios,  ni tampoco pueden; y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.

Gálatas 5:17  Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu,  y el del Espíritu es contra la carne;  y éstos se oponen entre sí,  para que no hagáis lo que quisiereis.

Mateo 26:41  Velad y orad,  para que no entréis en tentación;  el espíritu a la verdad está dispuesto,  pero la carne es débil.

La carne es la naturaleza egoísta del hombre, es la parte toda no redimida, que se resiste a morir y que se opone al Espíritu. No quiere perder el control.

Romanos 7:14-24  Porque sabemos que la ley es espiritual;  mas yo soy carnal,  vendido al pecado… Así que,  queriendo yo hacer el bien,  hallo esta ley: que el mal está en mí. Porque según el hombre interior,  me deleito en la ley de Dios;  pero veo otra ley en mis miembros,  que se rebela contra la ley de mi mente,  y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros. ¡Miserable de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo de muerte?

Las estrategias de la carne

Jeremías 2:13  Porque dos males ha hecho mi pueblo: me dejaron a mí,  fuente de agua viva,  y cavaron para sí cisternas,  cisternas rotas que no retienen agua.

El fruto de nuestra carnalidad.

Gálatas 5:19-21  Y manifiestas son las obras de la carne,  que son:  adulterio,  fornicación,  inmundicia,  lascivia, idolatría,  hechicerías,  enemistades,  pleitos,  celos,  iras,  contiendas,  disensiones,  herejías, envidias,  homicidios,  borracheras,  orgías,  y cosas semejantes a estas;  acerca de las cuales os amonesto,  como ya os lo he dicho antes,  que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

HACER MORIR NUESTRA CARNALIDAD

Ampliar este contenido en el blog:  Ministrando sanidad interior

 

Gálatas 5:16 Andad en el Espíritu,  y no satisfagáis los deseos de la carne.

Romanos 8:12-13  Así que,  hermanos,  deudores somos,  no a la carne,  para que vivamos conforme a la carne; porque si vivís conforme a la carne,  moriréis;  mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne,  viviréis.

Efesios 3:16-17  Para que os dé,  conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones.

Nuestra carnalidad está compuesta por una complejidad interior de pensamientos, emociones, debilidades y pasiones.

Hacer morir significa debilitar, quitarle la capacidad de intervenir.

Cuánto más débil y complejo sea nuestro ser interior hay mayor turbulencia interior.

Al sanar nuestras heridas hay mayor estabilidad emocional y esto nos permite limitar (hacer morir) la actividad de nuestra carnalidad y potenciar la  actividad del Espíritu Santo

EL FRUTO DEL ESPÍRITU EN NOSOTROS

Gálatas 5:22-23  Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad (amabilidad), bondad,  fe (fidelidad), mansedumbre,  templanza (dominio propio).

El Espíritu manifiesta toda la virtud de Dios llenando todo nuestro ser interior.

Estas virtudes fluyen de la morada de Dios en mí, en la medida que mantengo la llenura del Espíritu y operan en mi ser interior. No son virtudes que están naturalmente en mí.

Necesito abrirme a la operación del Espíritu Santo para que esas virtudes que están en el Padre que están disponibles para nosotros por la redención que es en Cristo Jesús.

El amor (el gozo, la paz y así todas las demás) es una definición del Ser de Dios.

Ese amor es derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo.

No lo tenemos, lo recibimos y fructifica en nosotros por la acción del Espíritu.

1 Juan 4:16 Dios es amor y el que permanece en amor, permanece en Dios y Dios en él

Romanos 5:5  El amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.

Nuestro gozo sea completo

Juan 15:11  Estas cosas os he hablado,  para que mi gozo esté en vosotros,  y vuestro gozo sea cumplido.

Nehemías 8:10 el gozo de Jehová es vuestra fuerza.

LA SANIDAD DEL ALMA DEBILITANDO NUESTRA CARNALIDAD

Material preparado para grupos de estudios bíblicos por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “LA ESENCIA DEL MENSAJE DE DIOS”

LECCIÓN 13 – CUANDO PERMANECEMOS EN CRISTO DIOS NOS LLENA DEL ESPÍRITU SANTO

13 – CUANDO PERMANECEMOS EN CRISTO DIOS NOS LLENA DEL ESPÍRITU SANTO

 Ampliar este contenido en el blog: El Reino de Dios. Clase 1. Tópico 1.5

Juan 15: 1, 3 Yo soy la vid verdadera, mi Padre es el labrador, y ustedes son las ramas

Permanezcan en mí, y yo permaneceré en ustedes.

El llamado para el inconverso es: Venid a mí. Mateo 4:19, 11:28

El llamado para el creyente es: Permanecer en mí.

El permanecer en Cristo nos mantiene unida a la vid verdadera,  a la fuente de vida.

De Cristo fluye por todas las ramas la sabia: que es la vida eterna.

Permanecer en Cristo es:

Permanecer en la Palabra

Juan 15:7 Si permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, lo que quieran pedir se les concederá.

Permanecer en Su amor.

Juan 15:10-11 Si obedecen mis mandamientos, permanecerán en mi amor, así como yo he obedecido los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Les he dicho esto para que tengan mi alegría y así su alegría sea completa.

 

EL PERMANECER EN CRISTO PERMITE Y PROVOCA LA LLENURA DEL ESPÍRITU. 

La consecuencia del permanecer, del estar unido a la vid, del recibir la vida que fluye del Padre es el mantenernos llenos del Espíritu.

Hay una fuente de la que tengo que beber

Juan 4:14  Mas el que bebiere del agua que yo le daré,  no tendrá sed jamás;  sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.

Efesios 5:18-20  No os embriaguéis con vino,  en lo cual hay disolución;  antes bien sed llenos del Espíritu, hablando entre vosotros con salmos,  con himnos y cánticos espirituales,  cantando y alabando al Señor en vuestros corazones; dando siempre gracias por todo al Dios y Padre,  en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.

Es una fuente de vida que proviene de Dios.

Yo permanezco unido a El buscando de El bebiendo de El.

 

El estar llenos del Espíritu es una forma de vivir.

Así como el acostumbrarse a vivir vacíos, débiles.

Al permanecer llenos del espíritu todo adquiere un verdadero sentido

Las Sagradas Escrituras fueron escritas por personas llenas del Espíritu sólo la desean y la pueden comprender quienes están llenos del Espíritu

Las reuniones son dirigidos por personas llenas del Espíritu sólo podrán percibir lo que pasa quienes estén llenos

La vida devocional es para personas llenas y sedientas

La música espiritual  es para personas llenas

Las relaciones, quienes te aman,  necesitan a un hijo, un hermano, un novio lleno Espíritu Santo

 

HAY UNA PAZ QUE ME TIENE QUE GOBERNAR

Juan 14:27  La paz os dejo,  mi paz os doy;  yo no os la doy como el mundo la da.  No se turbe vuestro corazón,  ni tenga miedo.

Filipenses 4:7  Y la paz de Dios,  que sobrepasa todo entendimiento,  guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Colosenses 3:15  Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones.

Al permanecer al ser lleno del Espíritu hay un vínculo que evidencia mi unión con El.

Es el vínculo de la paz. Es esa paz que ministra el Señor.

Esa paz nos tiene que gobernar, nos tenemos que sujetar a ella por es un don que guarda nuestros corazones y nuestros pensamientos.

 

ESE VÍNCULO QUE TENEMOS QUE CIUDAR ES UNA PERSONA

Es nuestro amigo, el que me ayuda en mi debilidad.

Romanos 8:26  Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad;

Podemos entristecerlo.

Efesios 4:30-31  Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios,  con el cual fuisteis sellados para el día de la redención. Quítense de vosotros toda amargura,  enojo,  ira,  gritería y maledicencia,  y toda malicia.

Podemos apagarlo.

1 Tesalonicenses 5:19  No apaguéis al Espíritu.

Podemos resistirlo

Hechos 7:51  Resistís siempre al Espíritu Santo; como hicieron vuestros padres.

Podemos contender con El.

Génesis 6:3  No contenderá mi Espíritu para siempre con el hombre.

 

LA CONSECUENCIA DEL PERMANECER EN CRISTO Y DEL ESTAR LLENO DEL ESPÍRITU

Llevar mucho fruto

Juan 15:5 El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; porque separados de mí no pueden ustedes hacer nada.

Juan 15:8 Mi Padre es glorificado cuando ustedes dan mucho fruto y muestran así que son mis discípulos.

Este fruto son vidas transformadas, los primero convertidos de Acaya se les llama los primeros frutos.

Una persona es fiel al Señor cuando logra lo máximo con los recursos y talentos que Dios le ha dado. Como en la parábola de los talentos: Siervo bueno y fiel.

Esto implica aceptar desafíos y correr riesgos. Tenemos que confesar que nos asustan los riesgos. Sin riesgos no necesitamos fe.

Lo que pidan se les concederá

Juan 15:7 Si permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, lo que quieran pedir se les concederá.

Salmo 37:4-5  Deléitate asimismo en Jehová, y él te concederá las peticiones de tu corazón. Encomienda a Jehová tu camino, y confía en él;  y él hará.

Dios quiere que corramos riesgos porque El está con nosotros dispuestos a respondernos. El secreto está en nuestra unidad  con Cristo.

Lo que hemos contemplado y palpado tocante al Verbo de vida.

Sus palabras permanecen en nosotros. Su amor permanece en nosotros.

 

CUANDO PERMANECEMOS EN CRISTO DIOS NOS LLENA DEL ESPÍRITU SANTO

Material preparado para grupos de estudios bíblicos por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “LA ESENCIA DEL MENSAJE DE DIOS”