LECCIÓN 8 – LA ASUMO COMO MI VERDAD Y ME COMPROMETO A ENSEÑARLA

8 – LA ASUMO COMO MI VERDAD Y ME COMPROMETO A ENSEÑARLA

Ampliar este contenido en otra predicación de Juan Manuel Montané. Ver.

Necesito verdades absolutas para mi vida.

Mi verdad siempre es relativa, cada uno tiene su verdad.

Necesito una verdad que no pueda manejar, que no pueda adaptar, que me gobierne

Dios nos quiere enseñar su verdad y dar a conocer sus mandamientos.

Para que esa enseñanza sea posible, además, de necesitar revelación acerca de quién es El para regir sobre la tierra, necesitamos una actitud muy determinante:

ENSEÑABILIDAD: una disposición a aprender de todo lo que Dios quiere enseñarme

Es la consecuencia de mantener actitudes de mansedumbre y humildad delante de él.

Aprendan de mí que soy manso y humilde de corazón.

CONOCER Y OBEDECER LA VERDAD

La obediencia es un factor determinante en nuestro crecimiento.

Gálatas 3:1  ¿Quién os fascinó para no obedecer a la verdad…?

1 Pedro 1:2  elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu,  para obedecer.

1 Pedro 1:22  Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad,  mediante el Espíritu,  para el amor fraternal no fingido,  amaos unos a otros entrañablemente,  de corazón puro.

Es el guardar los mandamientos lo que define cuanto amamos a Dios y la posterior morada del Señor en mi interior.

1 Juan 2:5  pero el que guarda su palabra,  en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado;  por esto sabemos que estamos en él.

1 Juan 3:24  Y el que guarda sus mandamientos,  permanece en Dios,  y Dios en él.

DISCIPULADO: NECESITAMOS QUE SE NOS ENSEÑE LA VERDAD

Ampliar este contenido en el blog: ¿Cómo estamos discipulando hoy?

Mateo 28:19-20 Vayan y hagan discípulos de todas las naciones…   enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes.  Y les aseguro que estaré con ustedes siempre,  hasta el fin del mundo.

1 Corintios 4:14-15 Les escribo esto para amonestarlos como hijos míos amados porque aunque tengan miles de tutores en Cristo, padres sí que no tuvieron muchos, porque mediante el evangelio yo fui el padre que los engendró en Cristo.                        

Gálatas 4:19 Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en Ustedes.            

El objetivo del discipulado

– Enseñar a obedecer los mandamientos de Jesús

– Ser transformados a la imagen de Jesucristo.

– Que el Reino de Dios se manifieste y nos vean llenos de gracia y verdad.

Ampliar este contenido en otra predicación de Juan Manuel Montané. Ver.

El discipulado es un proceso

No podemos pasar por alto que cada persona crece a un ritmo diferente, no se puede hacer discípulos sin atención personal, no es cuestión de programas, de métodos sino de relaciones vivas, de relaciones comprometidas (pacto) de bendecirse mutuamente.

Jesús llamó a los doce para que estuvieran con él, los discípulos se forman en las relaciones interpersonales y sinceras.

Marcos 3:14  Y estableció a doce,  para que estuviesen con él.

Las etapas en el discipulado

1 Juan 2:12- 14

NIÑEZ – MADUREZ – PATERNIDAD 

 

DIOS ESPERA DE NOSOTROS QUE ENSEÑEMOS LA VERDAD

Ampliar este contenido en el blog: ¿Cómo estamos discipulando hoy?

2 Timoteo 2:15  Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado,  como obrero que no tiene de qué avergonzarse,  que usa bien la palabra de verdad.

1Tesalonicenses 2:13  Cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros,  la recibisteis no como palabra de hombres,  sino según es en verdad,  la palabra de Dios,  la cual actúa en vosotros los creyentes.

En estos tiempos donde todo es relativo y no hay lugar para que Dios hable su verdad, es mucho más fácil callar lo que entendemos por verdad.

 

¿CÓMO ENSEÑAR LA VERDAD?

A)    con convicción

Es en el terreno de mi corazón donde tengo que ganar esta batalla.

Dios tiene el derecho de hablar y definir que es verdad.

Nosotros somos instrumentos y representante en la tierra de esa verdad.

1 Timoteo 3:15… En la casa de Dios,  que es la iglesia del Dios viviente,  columna y baluarte de la verdad.

B)    con mansedumbre y humildad.

La verdad de Dios es absoluta para mí porque se abrieron mis ojos espirituales y reconozco a Dios con la autoridad para hablar y definir que es verdad.

Es verdad absoluta para mí pero mi comprensión de esa verdad siempre va a ser relativa, por eso tengo que enseñarla con humildad

2 Timoteo 2:25  Que con mansedumbre corrija a los que se oponen,  por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad,

C) sin corromper la palabra

2 Corintios 2:17 Pues no somos como muchos,  que medran falsificando la palabra de Dios,  sino que con sinceridad,  como de parte de Dios,  y delante de Dios,  hablamos en Cristo.

1 Pedro 2:1-2  Desechando,  pues,  toda malicia,  todo engaño,  hipocresía,  envidias,  y todas las detracciones, desead,  como niños recién nacidos,  la leche espiritual no adulterada,  para que por ella crezcáis para salvación.

Tenemos que estar atentos a lo que enseñamos.

Desechando todo aquello que la pueda corromper.

Todo aditamento por más razonable que parezca adultera la palabra.

Con sinceridad como parte de Dios y delante de Dios.

Que definición tan clara de nuestra actitud como colaboradores de Dios en el ser obedientes en el enseñar la Palabra de Dios.

D) con unción del espíritu

Colosenses 1:28-29 A quien anunciamos,  amonestando a todo hombre,  y enseñando a todo hombre en toda sabiduría,  a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre; para lo cual también trabajo,  luchando según la potencia de él,  la cual actúa poderosamente en mí.

La ministración de la Palabra no es confrontativa sino invasiva.

Es el Reino de Dios que se hace presente, es el poder del Espíritu que actúa.

Juan 16:8  Y cuando él (el Espíritu Santo) venga,  convencerá al mundo de pecado,  de justicia y de juicio.

 

LA ASUMO COMO MI VERDAD Y ME COMPROMETO A ENSEÑARLA

Material preparado para grupos de estudios bíblicos por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “LA ESENCIA DEL MENSAJE DE DIOS”

Anuncios

LECCIÓN 7 – CUANDO DIOS HABLA CONFORMA LA VERDAD PARA NUESTRA SANTIFICACIÓN

7 – CUANDO DIOS HABLA CONFORMA LA VERDAD PARA NUESTRA SANTIFICACIÓN

 

DIOS COMO CREADOR Y SOBERANO DEL UNIVERSO

El misterio de su voluntad no sólo incluye su propósito.

Dios como creador y soberano se constituye en la única autoridad en el universo que puede definir que espera de los hombres y sus relaciones.

Hoy se amontonan maestro con su propia verdad

Es una de las características de los últimos tiempos.

2 Timoteo 4:3  Porque llegará el tiempo en que no van a tolerar la sana doctrina,  sino que,  llevados de sus propios deseos,  de  rodearán de maestros que les digan las novelerías que quieren oír.

2 Timoteo 3:1-2  También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos,  avaros, vanagloriosos,  soberbios.

Esta sociedad nos exalta y nos sienta en el trono del universo para decidir quien tiene la verdad. Y así voy conformando mi propia concepción de la verdad, uno poco de aquí y un poco de allá. Y me transformo en otro de los millones maestros con mi propia verdad. Así cada uno anda con su propia verdad a cuestas.

Romanos 1:21-22  A pesar de haber conocido a Dios,  no lo glorificaron como a Dios ni le dieron gracias,  sino que se extraviaron en sus inútiles razonamientos,  y se les oscureció su insensato corazón. Aunque afirmaban ser sabios,  se volvieron necios.

 

LA PALABRA DE DIOS ESTABLECE TODAS LAS COSAS

Desde los designios de su voluntad Dios habla, se expresa a sí mismo.

Es la Palabra de Dios (en griego: logos)

Juan 1:1  En el principio ya existía el Verbo,  y el Verbo estaba con Dios,  y el Verbo era Dios.

La Palabra de Dios ha ido constituyendo todas las cosas.

Juan 1:3  Por medio de él todas las cosas fueron creadas;  sin él,  nada de lo creado llegó a existir.

Génesis 1:3  Y dijo Dios: “¡Que exista la luz!”  Y la luz llegó a existir.

Esa Palabra es la que sostiene el orden de todo el universo.

Hebreos 1:2-3  en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo,  a quien constituyó heredero de todo,  y por quien asimismo hizo el universo… quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder

 

LA PALABRA DE DIOS CONFORMA LA VERDAD

Todo lo que dice Dios es verdad

La expresión griega “logos” se refiere a la realidad que está ahí, que está siempre ahí y que es expresada en la palabra que le corresponde

Esa Palabra es una verdad absoluta ya que Dios habla como Creador y Soberano.

Esa verdad es absoluta para mí que reconozco el valor de su revelación pero no la puedo enseñar como tal a los demás, quienes necesitan su propia revelación.

Siempre mi comprensión de esa verdad absoluta va a ser relativa.

La palabra “logos” tiene dos expresiones

Enseñanza (kerigma)

Dios quiere enseñar la verdad (la realidad) a los hombres.

Mandamientos (didaché)

Dios quiere poner límites al egoísmo en que los hombres quieren vivir.

JESÚS VINO A ENSEÑAR LA PALABRA DE DIOS

Juan 1:14  Y el Verbo se hizo hombre y habitó entre nosotros. Y hemos contemplado su gloria,  la gloria que corresponde al Hijo unigénito del Padre,  lleno de gracia y de verdad.

Juan 1:17  Pues la ley por medio de Moisés fue dada,  pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.

Marcos 1:22  Y se admiraban de su doctrina;  porque les enseñaba como quien tiene autoridad,  y no como los escribas.

Jesús vino como maestro a enseñarnos lo que Dios quiere que aprendamos.

Juan 17:8 Yo les he dado las palabras que me diste. 

Si Dios habla necesitamos conocer y escuchar lo que El nos dice

 

EL ESPÍRITU SANTO NOS GUÍA A TODA VERDAD

Juan 14:17 El Espíritu de verdad,  al cual el mundo no puede recibir,  porque no le ve,  ni le conoce;  pero vosotros le conocéis,  porque mora con vosotros,  y estará en vosotros.

Juan 16:13  Pero cuando venga el Espíritu de verdad,  él os guiará a toda la verdad;  porque no hablará por su propia cuenta,  sino que hablará todo lo que oyere,  y os hará saber las cosas que habrán de venir.

El Espíritu que mora en nosotros es el Espíritu de verdad.

Cumple con el propósito de Dios de enseñarnos la verdad.

Por eso nos guía a toda la verdad

Efesios 1:17 Pido que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el pleno conocimiento de él.

 

Los apóstoles nos dieron ejemplo como maestros de la verdad

Colosenses 1:28-29  A quien anunciamos,  amonestando a todo hombre,  y enseñando a todo hombre en toda sabiduría,  a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre; para lo cual también trabajo,  luchando según la potencia de él,  la cual actúa poderosamente en mí.

 

LA VERDAD SE ENCARNA EN NOSOTROS Y FRUCTIFICA EN SANTIDAD

Juan 8:31-32 Si vosotros permaneciereis en mi palabra,  seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad,  y la verdad os hará libres.

La verdad es un proceso de liberación. Desata ataduras de mentiras y de debilidades inherentes que no podemos tratar por nosotros mismo.

El conocer la verdad es el fruto de perseverar en una interacción cotidiana con la palabra. Esto define a un verdadero discípulo.

Juan 17:16 Santifícales en tu verdad, tu palabra es verdad.

2 Corintios 4:2  Antes bien renunciamos a lo oculto y vergonzoso,  no andando con astucia,  ni adulterando la palabra de Dios,  sino por la manifestación de la verdad recomendándonos a toda conciencia humana delante de Dios.

El objetivo de la manifestación de la verdad es la purificación de nuestra alma.

El fruto de esa operación de la verdad santificando mi alma es un amor no fingido, un amor que brota de un corazón puro.

 

CUANDO DIOS HABLA CONFORMA LA VERDAD PARA NUESTRA SANTIFICACIÓN

Material preparado para grupos de estudios bíblicos por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “LA ESENCIA DEL MENSAJE DE DIOS”

LECCIÓN 6 – EL HOMBRE RECONOCE QUE DIOS TIENE UN PLAN PARA SU VIDA

6  – EL HOMBRE RECONOCE QUE DIOS TIENE UN PLAN PARA SU VIDA

Ampliar este contenido en otra predicación de Juan Manuel Montané. Ver.

Cuando me rindo al Señor es relativamente sencillo entregar mi pasado.

Tengo una urgente necesidad de limpiar mi conciencia.

Necesito que los pecados que he cometido en mi pasado sean perdonados.

Es relativamente fácil rendir mi presente.

En la medida que quiero agradarle es inminente el tomar conciencia de mi fragilidad. Surge una tremenda necesidad que mi debilidad sea vivificada por la gracia de Jesús.

Lo más complejo es rendir mi futuro.

Cuando vengo a los pies de Cristo lleno de necesidad, vengo también con proyectos, anhelos e ilusiones construidas a lo largo de toda una vida. Cuando descubro que Dios tiene un propósito eterno y que en ese proyecto cuenta conmigo, que tengo un parte en la concreción de ese plan de Dios, se tiene que producir un conflicto. Un conflicto en una de las áreas más sensibles de mi persona, en el terreno de los anhelos.

El plan de Dios para mi vida entra en conflicto con mi propio plan.

Es en este plano donde se define concretamente el señorío de Cristo en mi vida.

Romanos 10:8-10  Esta es la palabra de fe que predicamos: que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor,  y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos,  serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia,  pero con la boca se confiesa para salvación.

 

JESUCRISTO ES EL SEÑOR DE MI FUTURO

Tengo que reconocer que Dios es soberano para tomar decisiones acerca de mi vida.

Y que mi plan tiene que estar sujeto al plan que El tiene para mí.

Voluntariamente supedito mi plan al plan de Dios.

Soy parte de algo superior a mi, algo que me trasciende.

Fui creado para Dios, la vida consiste en que El me use para cumplir sus propósitos y no para que yo lo use para cumplir con los míos.

Colosenses 1:16  Porque en él fueron creadas todas las cosas… todo fue creado por medio de él y para él.

Salmo 138:8  El Señor cumplirá en mí su propósito.

Jeremías 29:11  Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes afirma el Señor, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.

EL SUPREMO LLAMAMIENTO DE DIOS

El hombre está diseñado de manera que no encuentra satisfacción en sí mismo.

Alcanzar sus logros egoístas, no producen ese sentido de plenitud que tanto ansía.

El hombre está orientado hacia fuera, busca un sentido para la vida, algo más elevado que él mismo.

Necesita un fundamento fuera de sí para sentirse pleno.

Es cuando logra satisfacer ese sentido de trascendencia cuando alcanza satisfacción, felicidad y plenitud.

Filipenses 3:13-14  Yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado;  pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás,  y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta,  al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Filipenses 1:6  Estando persuadido de esto,  que el que comenzó en vosotros la buena obra,  la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.

Hebreos 6:1    Vamos hacia delante hacia la perfección.

Hebreos 6:9  Estamos persuadidos de cosas mejores.

EL PROPÓSITO DE DIOS SE TRANSFORMA EN NUESTRA ESPERANZA

Colosenses 1:27  Dios se propuso dar a conocer cuál es la gloriosa riqueza de este misterio entre las naciones,  que es Cristo en ustedes,  la esperanza de gloria.

1 Pedro 1:3  Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo,  que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva.

Aprender a mirar el futuro no desde la realidad que estoy viviendo sino desde  la realidad que tenemos por delante que Cristo preparó para nosotros.

Es un futuro cargado de expectativa, un horizonte pleno de posibilidades.

Miro el “porvenir” y me lleno de expectativas, todavía lo mejor no lo he vivido.

Miro el futuro lleno de milagros y transformaciones.

Si hasta ahora pude ver al Reino de Dios hacerse presente y transformar, al Espíritu Santo haciendo milagros, mucho más es lo que veré

El futuro es una fuente de ánimo.

Un futuro repleto de promesas que se están engendrando hoy.

Una esperanza que es la consecuencia de creer en un Dios que tiene un plan, y que nos ama con un amor eterno.

Romanos 15:13  Que el Dios de la esperanza los llene de toda alegría y paz a ustedes que creen en él.  Para que rebosen de esperanza  por el poder del Espíritu Santo.

Hebreos 6:11, 18 Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin,  para plena certeza de la esperanza…  en las cuales es imposible que Dios mienta,  tengamos un fortísimo consuelo los que hemos acudido para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros.

 

ACEPTAR EL PLAN QUE DIOS TIENE PARA MI VIDA

Jeremías 29:11  Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros,  dice Jehová,  pensamientos de paz,  y no de mal,  para daros el fin que esperáis.

Romanos 8:29-30  Porque a los que antes conoció,  también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo,  para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó,  a éstos también llamó;  y a los que llamó,  a éstos también justificó;  y a los que justificó,  a éstos también glorificó.

Proverbios 16:9  El corazón del hombre piensa su camino; mas Jehová endereza sus pasos.

Salmo 37:23  Por Jehová son ordenados los pasos del hombre, y él aprueba su camino.

Salmo 17:5  Sustenta mis pasos en tus caminos, para que mis pies no resbalen.

Dios tiene una voluntad por la que determina el curso de las cosas hacia dónde quiere dirigirlas. Son pensamientos de paz.

Tiene un determinado propósito que nosotros como sus hijos tenemos la responsabilidad de reconocer. A los que predestinó, los llamó y los glorificó.

Y cómo necesita que yo me involucre en ese propósito tiene un plan específico para mi vida. Yo también tengo un plan para mi vida pero lo tengo que supeditar al de El.

Rindo mi futuro con la expectativa que el tiene preparado lo mejor para mí

Y rindo mis caminos, lo sujeto al plan que El tiene para mí.

El cuida mis pasos, para que no resbalen, ni se desvíen

El dirige mis pasos para que alcance el bien que esperamos.

Salmo119:133  Ordena mis pasos con tu palabra, y ninguna iniquidad se enseñoree de mí.

 

EL HOMBRE RECONOCE QUE DIOS TIENE UN PLAN PARA SU VIDA

Material preparado para grupos de estudios bíblicos por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “LA ESENCIA DEL MENSAJE DE DIOS”

LECCIÓN 5 – DIOS QUIERE DAR A CONOCER EL MISTERIO DE SU VOLUNTAD

5 – DIOS QUIERE DAR A CONOCER EL MISTERIO DE SU VOLUNTAD

Dios nos reveló su gloria y ahora tenemos fe en un Dios Todopoderoso sentado en el trono que tiene un completo gobierno sobre todas las cosas que pasan en la tierra.

Pero Dios no sólo existe, lo importante es que “es”.

Cuándo le preguntaron que le manifieste su nombre, El se presentó como:

Yo soy el que soy, que he sido y seguiré siendo. Éxodo 3:14

Esa esencia de Dios implica una personalidad y una voluntad propia.

Ese Dios a quien adoramos no sólo existe, tiene una voluntad que tengo la responsabilidad de conocer y supeditarme a ella.

Es un día glorioso, el día que recibo revelación del ser de Dios como algo que no puedo manejar, que tiene vida propia a la que me tengo que subordinar.

 

Dios tiene firmes propósitos

Hebreos 6:17 Pues bien, Dios quiso mostrar claramente a quienes habían de recibir la herencia que él les prometía, que estaba dispuesto a cumplir la promesa sin cambian nada de ella. Por eso garantizó su promesa mediante el juramento.

Isaías 14:24 El Señor Todopoderoso ha jurado: “Sin duda alguna, lo que yo he decidido, se hará; lo que yo he resuelto, se cumplirá.”

Isaías 46:10 Yo anuncio el fin desde el principio; anuncio el futuro desde mucho antes. Yo digo: Mis planes se realizarán; yo haré todo lo que me propongo.

 

Dios tiene una voluntad que nos la quiere dar a conocer

Efesios 1:9  dándonos a conocer el misterio de su voluntad,  según su beneplácito,  el cual se había propuesto en si mismo

Dios según su beneplácito nos ha dado a conocer Su voluntad.

Beneplácito, ¿Qué palabra, no?  “eudokía”

Es la misma palabra que se traduce en el mismo texto: el puro afecto, y en otros textos le agradó, tuvo complacencia, le ha placido, anheló

 

LA REALIDAD DEL CIELO Y LA REALIDAD DE LA TIERRA

Ampliar este contenido en el blog: Conocer el mundo espiritual

Efesios 1:7-10  Según las riquezas de su gracia, que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia, dándonos a conocer el misterio de su voluntad,  según su beneplácito,  el cual se había propuesto en si mismo, de reunir todas las cosas en Cristo,  en la dispensación del cumplimiento de los tiempos,  así las que están en los cielos,  como las que están en la tierra

 

En el cielo se hace la voluntad de Dios. Satanás fue desalojado del cielo.

Lucas 10:18  Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo.

Apocalipsis 12:9-12  Porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos,  el que los acusaba delante de nuestro… ¡Ay de los moradores de la tierra!  Porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira,  sabiendo que tiene poco tiempo.

 

Que la realidad del reino de los cielos, sea la realidad de la tierra.

Mateo 6:10  Venga tu reino, hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.

El anhelo de Dios es que la realidad del cielo se convierta en la realidad de la tierra.

El reino de Dios se hace presente.

Es la consumación del anhelo de Dios de manifestarse, de hacer su morada en tierra #1

La realidad de la tierra se degradó con la caída del hombre.

Y toda la creación espera…

Romanos 8:19-22  la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción,  a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Porque sabemos que toda la creación gime a una,  y a una está con dolores de parto hasta ahora.

.

Nosotros somos los responsables de manifestar esa realidad celestial.

Efesios 2:6-7  juntamente con él nos resucitó,  y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús.

Colosenses 3:1-3  Ya que han resucitado con Cristo, busquen las cosas de arriba,  donde está Cristo sentado a la derecha de Dios. Concentren su atención en las cosas de arriba,  no en las de la tierra, porque habéis muerto,  y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios

 

Hasta la restauración de todas las cosas.

Hechos 3:21 Es necesario que el cielo reciba hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas,  de que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo.

Hebreos 10:12-13 Cristo,  habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados,  se ha sentado a la diestra de Dios, de ahí en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies.

Efesios 4:13  hasta que todos lleguemos… a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.

Dios se ha propuesto restaurar todas las cosas.

Volver al propósito original del hombre antes de la caída.

Poner a todos los enemigos de Dios bajo los pies de Cristo y de la iglesia.

Presentar a una novia santa y mancha preparada para las bodas del Cordero.

Un Cuerpo que alcance la estatura de la plenitud de Cristo

Una familia de muchos hijos semejantes a Cristo.

 

DIOS GOBIERNA TODAS LAS COSAS PARA QUE ESTE PROPÓSITO SEA CONSUMADO

Efesios 1:11  Habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad,

Dios tiene una voluntad firme y bien determinada.

Restaurar todas las cosas hasta que todos alcancemos plenitud de Dios.

Nos revela el misterio de su voluntad porque quiere que seamos colaboradores de El

2 Corintios 6:1  Nosotros,  como colaboradores suyos,  os exhortamos también a que no recibáis en vano la gracia de Dios.

Y nos da esta certeza, que El está en el trono gobernando todas las circunstancias para que ayuden en la realización de su propósito.

Romanos 8:28-30  Y sabemos que a los que aman a Dios,  todas las cosas les ayudan a bien,  esto es,  a los que conforme a su propósito son llamados.

Mateo 10:29-30   Con todo, ni uno de ellos (pajarillos) cae a tierra sin vuestro Padre. Pues aun vuestros cabellos están todos contados.

 

DIOS QUIERE DAR A CONOCER EL MISTERIO DE SU VOLUNTAD

Material preparado para grupos de estudios bíblicos por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “LA ESENCIA DEL MENSAJE DE DIOS”