LECCIÓN 4 – LA RESPUESTA A LA PROVISIÓN DE DIOS ES ESTABLECER UNA RELACIÓN COMPROMETIDA CON EL

4 – LA RESPUESTA A LA PROVISIÓN DE DIOS ES ESTABLECER UNA RELACIÓN COMPROMETIDA CON EL  

(JESUS EL CAMINO)            

 

Dios está llamando a todos los hombres: Vengan a mí.  Mateo 11:28-30                      

Ir a El, es la primera respuesta del hombre.

Vamos, porque sabemos que El nos está buscando.

Todos los que están con el alma abatida: los cansados y cargados

Vamos, porque reconocemos nuestro estado de necesidad.

Es el primer quebranto del hombre implica deponer todos sus recursos de autosatisfacción. No tengo, ni están a mi alcance los recursos para conducir a mi alma a la plena satisfacción. Sólo Dios los tiene.

Fuimos creados para estar en armonía con Dios.

Sin Dios mi alma siempre estará turbada e insatisfecha.

Y yo los haré descansar: dice el Señor

Para Dios es sumamente importante nuestro reposo interior.

Sólo un alma que está satisfecha puede ser generosa.

Un alma satisfecha se puede negar, pueda dar otra milla puede poner otra mejilla, puede salir del centro, de su ansiedad y de su autosatisfacción.

 

Cuando Dios establece su morada ministra reposo al alma.

Juan 14:26-27  Mas el Consolador,  el Espíritu Santo,  a quien el Padre enviará en mi nombre,  él os enseñará todas las cosas,  y os recordará todo lo que yo os he dicho. La paz os dejo,  mi paz os doy;  yo no os la doy como el mundo la da.  No se turbe vuestro corazón,  ni tenga miedo.

Hebreos 4:10-11  Porque el que ha entrado en su reposo,  también ha reposado de sus obras,  como Dios de las suyas. Procuremos,  pues,  entrar en aquel reposo,  para que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia.

La primera consecuencia del morar de Dios por el Espíritu de consolación es el reposo de nuestra alma, todavía no hay transformación todo comienza con la paz.

 

Tomad mi yugo: dice el Señor

Un yugo es aquello que une los cuellos de dos bueyes para trabajar en el campo:

– un buey viejo y experimentado,

– un buey joven y lleno de bríos.

El buey joven va aprendiendo la tarea del buey viejo.

El buey experimentando es nuestro Señor Jesús.

La escuela del Señor es aprender a ser manso y humilde.

A veces nos olvidamos que son las dos grandes lecciones que Dios nos quiere enseñar.

El yugo es algo que tomo voluntariamente

El yugo es esa relación de compromiso.

Es mi respuesta ante el deseo de Dios de manifestarse.

Mi necesidad y su virtud  Mi nada y su TODO.

 

Este compromiso con Jesús tiene carácter de Pacto.

Lucas 9:23  Si alguno quiere venir en pos de mí,  niéguese a sí mismo,  tome su cruz cada día,  y sígame.

Mateo 10:38-40  El que no toma su cruz y sigue en pos de mí,  no es digno de mí.  El que halla su vida,  la perderá;  y el que pierde su vida por causa de mí,  la hallará. El que a vosotros recibe,  a mí me recibe;  y el que me recibe a mí,  recibe al que me envió.

 

MI RESPUESTA ESTABLECE UN VÍNCULO QUE PRODUCE VIDA

Efesios 2:1,9  Y él os dio vida a vosotros,  cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados… para mostrar en los tiempos venideros la incomparable riqueza de su gracia,  que por su bondad derramó sobre nosotros en Cristo Jesús.

 

En ese vínculo está la vida, no en un rito, ni en mi militancia.

Juan 15:5-6  Yo soy la vid y ustedes son las ramas.  El que permanece en mí,  como yo en él,  dará mucho fruto;  separados de mí no pueden ustedes hacer nada. El que no permanece en mí es desechado y se seca,  como las ramas que se recogen,  se arrojan al fuego y se queman.

 

ESE VÍNCULO ES EL ESPÍRITU SANTO

El bendito yugo que nos une a Cristo es: el Espíritu Santo.

Es una relación de compromiso

Necesito aprender a ser dirigido por El.

Romanos 8:14  Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios,  éstos son hijos de Dios.

Es una relación de provisión: El es mi amigo

El es el que me ayuda en mi debilidad.

Juan 7:37-38 Si alguno tiene sed,  venga a mí y beba.  El que cree en mí,  como dice la Escritura,  de su interior correrán ríos de agua viva.

Romanos 8:26  Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad;  pues qué hemos de pedir como conviene,  no lo sabemos,  pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.

El es el que me consuela, el que se ocupa de mi estado de ánimo.

Juan 14:16  Y yo rogaré al Padre,  y os dará otro Consolador,  para que esté con vosotros para siempre.

El es el que me fortalece interiormente

Efesios 3:16  para que os dé,  conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecido con poder en el hombre interior por su Espíritu;

Al unirme a la divinidad por el Espíritu Santo accedo a todas la abundancia que hay en El: a las riquezas en gloria.

 

ESE VÍNCULO NOS HACE UNO

Al establecerse este vínculo entre Dios y yo por el Espíritu Santo.

Se cumple la primera declaración del ser y misión de Cristo.

Juan 14:16 Yo soy el camino.

Jesús envío el Espíritu Santo para abrir el camino

Jesús establece ese vínculo entre Dios y yo.

Vínculo que es toda relación, el Espíritu Santo es toda relación y nos hace uno.

Juan 17:23  Yo en ellos,  y tú en mí,  para que sean perfectos en unidad,

 

EL HOMBRE RESPONDE A LA REVELACIÓN ESTABLECIENDO UNA RELACIÓN COMPROMETIDA

Material preparado para grupos de estudios bíblicos por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “LA ESENCIA DEL MENSAJE DE DIOS”

Anuncios

LECCIÓN 3 – EL REINO DE DIOS ES LA MANIFESTACIÓN DE SU GLORIA EN LA TIERRA

EL REINO DE DIOS ES LA MANIFESTACIÓN DE SU GLORIA EN LA TIERRA

  Ampliar este contenido en el blog: el Reino de Dios. Clase 3 

 

Bendecidos en los lugares celestiales (mis alturas)

Efesios 1:3  Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo,  que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo.

Efesios 2:6-7  Juntamente con él nos resucitó,  y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús.

Salmo 18:33  Quien me hace estar firme sobre mis alturas.

 

En Dios hay abundantes y profundas riquezas escondidas

Efesios 1:18  alumbrando los ojos de vuestro entendimiento,  para que sepáis  cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos. (Efesios 2:7)

Colosenses 2:2-3  hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento,  a fin de conocer el misterio de Dios el Padre,  y de Cristo, en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento. (Colosenses 1:27)

Romanos 11:33  ¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios,  e inescrutables sus caminos! (Romanos 9:23)

 

LA NATURALEZA DE DIOS ES LA DE UN DIOS PROVEEDOR

Filipenses 4:19  Mi Dios,  pues,  suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

Es la primera característica de su paternidad, y es modelo de toda paternidad.

La primera tarea del Espíritu Santo es revelarnos esa paternidad.

Romanos  8:14-16  Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios,  éstos son hijos de Dios. Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor,  sino que habéis recibido el espíritu de adopción,  por el cual clamamos: ¡Abba,  Padre! El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu,  de que somos hijos de Dios.

¡ES EL PADRE NUESTRO QUE ESTÁ EN LOS CIELOS!

No es el Padre mío, es demasiado abundante para ser sólo Padre mío: es Padre nuestro.

 

EL REINO DE DIOS ES LA PROVISIÓN DE DIOS PARA TODO HOMBRE

El reino de Dios es el reinar de Dios.

Esta realidad no se la puede ver  con los ojos físicos.

Juan 3.3 el que no naciere de nuevo no puede ver el reino de Dios. 

 

VENGA TU REINO. QUE SE HAGA TU VOLUNTAD EN LA TIERRA

El reino de Dios es el lugar donde Dios gobierna.

Es el ámbito donde Dios manifiesta su voluntad. Es el lugar donde fluye su virtud que hace posible que los hombres puedan hacer su voluntad.

Nosotros somos el nexo. El Reino es una realidad en el cielo. Se transforma en una realidad en mi vida y se manifiesta…

El reino de Dios se acerca, invade, se manifiesta en la tierra.

Cristo está sentado a la diestra del Padre y el Espíritu Santo está fluyendo del trono y siendo derramado sobre la tierra.

Esa irrupción del Espíritu sobre la tierra manifiesta el Reino de Dios.

Mateo 12:28  Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios

 

Es el cielo en la tierra.

Se manifiesta el Reino de Dios, el señorío de Cristo por el Espíritu Santo tomando gobierno sobre todo, entonces hay verdadera libertad.

2 Corintios 3:17  Porque el Señor es el Espíritu;  y donde está el Espíritu del Señor,  allí hay libertad.

Hay libertad, el poder del Espíritu se manifiesta el Reino de Dios se acerca y se   hace presente hay milagros y manifestaciones sobrenaturales.

Ya no es sólo una cuestión espiritual, es una cuestión geográfica.

Mateo 18:20  Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre,  allí estoy yo en medio de ellos.

Hechos 4:31  Cuando hubieron orado,  el lugar en que estaban congregados tembló;  y todos fueron llenos del Espíritu Santo,  y hablaban con denuedo la palabra de Dios.

Marcos 5:2-6  Y cuando salió él de la barca,  en seguida vino a su encuentro,  de los sepulcros,  un hombre con un espíritu inmundo, que tenía su morada en los sepulcros… Cuando vio,  pues,  a Jesús de lejos,  corrió,  y se arrodilló ante él.

 

Nuestro Padre nos ha hecho provisión de todas las cosas en Cristo.

Romanos 8:32  El que no escatimó ni a su propio Hijo,  sino que lo entregó por todos nosotros,  ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?

Dios ha hecho provisión para nosotros en Cristo: un Redentor.

En Cristo hay un banquete para toda necesidad de los hombres.

Juan 6:51-57 Si no coméis la carne del Hijo del Hombre,  y bebéis su sangre,  no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre,  tiene vida eterna;  y yo le resucitaré en el día postrero. Porque mi carne es verdadera comida,  y mi sangre es verdadera bebida.

 

Agrandar lo que esperamos en el Señor

Efesios 3:20. Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos,  según el poder que actúa en nosotros.

1 Crónicas 4:9-10 ¡Oh, si me dieras bendición,  y ensancharas mi territorio,  y si tu mano estuviera conmigo,  y me libraras de mal,  para que no me dañe!  Y le otorgó Dios lo que pidió.

Isaías 54:2-3  Ensancha el sitio de tu tienda,  y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas;  no seas escasa;  alarga tus cuerdas,  y refuerza tus estacas.

 

Dios es el proveedor para tu alma 

Salmo 23:1-3  El Señor es mi pastor;  nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará. Confortará mi alma;

Juan 10:9-10 Yo soy la puerta; el que por mí entrare será salvo; y entrará,  y hallará pastos… Yo he venido para que tengan vida y para que la tengan en abundancia.

Este vínculo con Dios por medio del Espíritu Santo nos relaciona con un Dios Padre, poderoso, abundante y proveedor; que en Cristo Jesús abrió los cielos para que tengamos vida en abundancia.

 

EL REINO DE DIOS ES LA MANIFESTACIÓN DE SU GLORIA EN LA TIERRA

Material preparado para grupos de estudios bíblicos por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “LA ESENCIA DEL MENSAJE DE DIOS”

 

LECCIÓN 2 – LA RESPUESTA A LA REVELACIÓN DE DIOS ES LA ADORACIÓN

 

2 – LA  RESPUESTA A LA REVELACIÓN DE DIOS ES LA ADORACIÓN  

 Ampliar este contenido en el blog: el Reino de Dios. Clase 1. Tópico 1.3.

 

DIOS NECESITA ABRIR NUESTROS OJOS ESPIRITUALES

2 Reyes 6:17  Y oró Eliseo,  y dijo: Te ruego,  oh Jehová,  que abras sus ojos para que vea.  Entonces Jehová abrió los ojos del criado,  y miró;  y he aquí que el monte estaba lleno de gente de a caballo,  y de carros de fuego alrededor de Eliseo.

Génesis 21:15-19  En ese momento Dios le abrió a Agar los ojos,  y ella vio un pozo de agua.  En seguida fue a llenar el odre y le dio de beber al niño.

Estamos ciegos espiritualmente cuando sólo vemos la realidad natural en la que  vivimos.

La realidad natural es dura, es muy imperfecta, está llena de dolor y de impotencia, pero tenemos que levantar nuestros ojos y ver la realidad espiritual.

Efesios 4:17-18  No vivan más con pensamientos frívolos (en la vanidad de la mente) como los paganos.  A causa de la ignorancia que los domina y por la dureza de su corazón,  éstos tienen oscurecido el entendimiento y están alejados de la vida que proviene de Dios.

2 Corintios 4:4,6  El dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos…

Pero Dios,  que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz,  es el que resplandeció en nuestros corazones,  para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo.

 

LA CLAVE DE TODO EN NUESTRA VIDA ESPIRITUAL ES LA REVELACIÓN.

La ignorancia espiritual es la causa de nuestras caídas y de nuestras debilidades.

Toda derrota, todo desanimo, toda incredulidad tiene su causa en la falta de revelación.

Es producto del no ver el panorama total.

Efesios 1:17-19 Para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él, alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos, y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza.

Hasta alcanzar las riquezas del pleno entendimiento

Colosenses 2:1-3  Porque quiero que sepáis cuán gran lucha sostengo por vosotros, y por los que están en Laodicea, y por todos los que nunca han visto mi rostro;  para que sean consolados sus corazones, unidos en amor, hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios el Padre, y de Cristo, en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.

Necesitamos tomar conciencia de que hay misterios y tesoros escondidos que tenemos todavía que encontrar.  Que esos tesoros hacen una vital diferencia en nuestras vidas.

No es lo mismo si los encontramos que si no los encontramos.

La revelación es la roca sobre la que se edifica la iglesia

Mateo 16:15-23   Y vosotros,  ¿quién decís que soy yo? Respondiendo Simón Pedro,  dijo: Tú eres el Cristo,  el Hijo del Dios viviente. Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres,  Simón,  hijo de Jonás,  porque no te lo reveló carne ni sangre,  sino mi Padre que está en los cielos. Y yo también te digo,  que tú eres Pedro,  y sobre esta roca edificaré mi iglesia;  y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.

 

El proceso de revelación comienza con un:                       ILUMINAR

Este proceso de revelación se completa con un:    EXPERIMENTAR – GUSTAR

Hebreos 6:4-5  Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero

La revelación es fruto de la poderosa interacción entre la Palabra y el Espíritu Santo.

Y nos permite gustar de la abundancia que hay en Dios, abundancia de enseñanza y abundancia en la provisión de Dios para con nosotros.

Gustar los poderes del siglo venidero.

La realidad del cielo en la tierra. La realidad de la eternidad experimentarla, hoy.

Es el río que fluye del trono, el Espíritu Santo de Dios que inunda la tierra manifestando la Presencia de Dios haciendo realidad el reino de los cielos en la tierra, el Reino de Dios como el reinar de Dios hoy, en medio nuestro.

¿CUÁL ES LA RESPUESTA DEL HOMBRE ANTE LA MANIFESTACIÓN DE DIOS?

Ampliar este contenido en el blog: Seminario de Teología

Santiago 4:8-10  Acercaos a Dios,  y él se acercará a vosotros…  

Humillaos delante del Señor,  y él os exaltará.

 Esta ha sido la respuesta correcta de los hombres de Dios a través de las edades.

Isaías 6:5  ¡Ay de mí! que soy muerto;  porque siendo hombre inmundo de labios,  y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos,  han visto mis ojos al Rey,  Jehová de los ejércitos.

Lucas 5:8  Viendo esto Simón Pedro,  cayó de rodillas ante Jesús,  diciendo: Apártate de mí,  Señor,  porque soy hombre pecador.

Ningún éxito ministerial ni admiración de los hombres nos debe correr de ese lugar.

No hay nadie por más maduro que sea que puede atribuirse victoria alguna.

 

Esta es la respuesta básica que le corresponde a todo ser humano: glorificar a Dios y darle gracias

Romanos 1:21  Pues habiendo conocido a Dios,  no le glorificaron como a Dios,  ni le dieron gracias,  sino que se envanecieron en sus razonamientos,  y su necio corazón fue entenebrecido.

El problema de toda la humanidad es que no aprendieron como glorificar a Dios y darle gracias, como consecuencia de ello quedan librados a las vanidades de sus razonamientos y las verdaderas intenciones de su corazón quedan oscurecidas.

Juan 4:23-24  Mas la hora viene,  y ahora es,  cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad;  porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu;  y los que le adoran,  en espíritu y en verdad es necesario que adoren.

Hebreos 13:15 Ofrezcamos siempre a Dios, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre.

Isaías 57:19. Produciré [crearé] fruto de labios…

Salmo 95:1-2  Venid,  aclamemos alegremente a Jehová;  Cantemos con júbilo (ruidosa alegría) a la roca de nuestra salvación. Lleguemos ante su presencia con alabanza; Aclamémosle con cánticos.

 

LA  RESPUESTA A LA REVELACIÓN DE DIOS ES LA ADORACIÓN 

Material preparado para grupos de estudios bíblicos por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “LA ESENCIA DEL MENSAJE DE DIOS”

LECCIÓN 1 – DIOS BUSCA UN LUGAR PARA MANIFESTAR SU GLORIA

1 – DIOS BUSCA UN LUGAR PARA REVELAR SU GLORIA

 Ampliar este contenido en el blog: el Reino de Dios. Clase 1. Tópico 2.

Juan 14:20  En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre,  y vosotros en mí,  y yo en vosotros. El que tiene mis mandamientos,  y los guarda,  ése es el que me ama;  y el que me ama,  será amado por mi Padre,  y yo le amaré,  y me manifestaré a él…

Juan 14:23 El que me ama,  mi palabra guardará;  y mi Padre le amará,  y vendremos a él,  y haremos morada con él.

Esta historia de amor entre Dios y los hombres comienza en el corazón de Dios.

Un Dios lleno de virtud, de riquezas infinitas: lleno de gracia.

Dios no es una foto, mucho menos una imagen, es un torbellino de virtud, que no puede ser contenida sino que fluye continuamente.

En las Escrituras este obrar de Dios se lo figura como un río, que fluye del cielo a la tierra.

Apocalipsis 22:1  Después me mostró un río limpio de agua de vida,  resplandeciente como cristal,  que salía del trono de Dios y del Cordero.

Ezequiel 47:12  Y junto al río,  en la ribera,  a uno y otro lado,  crecerá toda clase de árboles frutales;  sus hojas nunca caerán,  ni faltará su fruto.  A su tiempo madurará,  porque sus aguas salen del santuario;  y su fruto será para comer,  y su hoja para medicina.

Es como un manantial que fluye de Dios.

Juan 4:14  Más el que bebiere del agua que yo le daré,  no tendrá sed jamás;  sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.

 

Este río que fluye del trono de Dios es mucho más que virtud y gracia.

Es una persona: el Espíritu Santo.

Una persona que nos comunica toda la virtud de la deidad.

Dios quiere derramar Su gloria sobre toda la tierra, mejor aún sobre toda carne.

Hechos 2:17  Y en los postreros días,  dice Dios, derramaré de mi Espíritu sobre toda carne.

Habacuc 2:14  Porque la tierra será llena del conocimiento de la gloria de Jehová,  como las aguas cubren el mar.

Es Dios lleno de abundantes riquezas se quiere dar a conocer.

Es Dios que se quiere derramar sobre toda carne.

Esa gloria está derramándose sobre la tierra.

Ese derramar es una medida de capacidad.

Una cosa es llenar, y otra cosa es completar, rebosar; pero derramar implica llenar algo tan abundante que rebalsa y desborda.

Así es como Dios quiere llenar a cada persona.

El único lugar del planeta donde Dios desea habitar es el corazón nuestro

Dios es Espíritu, nosotros tenemos espíritu.

Nuestro espíritu es el lugar donde se puede alojar a Dios.

Necesitamos ser pesebres, para que Jesús tenga su Belén en nosotros.

Isaías 57:15 Yo habito en la altura y en la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu

Y desde ahí manifestarse, hacerse visible a los que no pueden ver

Dios está buscando donde hacer su habitación en la tierra.

Dios quiere habitar, no busca relaciones superficiales.

Dios busca construir relaciones, no reuniones ocasionales

Es así como Dios por el Espíritu Santo quiere hacer morada en vos y en mí

Quiere derramarse en nuestras vidas.

Por su habitación transformar nuestro ser interior.

O al revés, por nuestra transformación hacer realidad su habitación.

Efesios 3:16-17  Para que os dé,  conforme a las riquezas de su gloria, 

el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu;

para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones.

Dios quiere habitar en nosotros y desde allí manifestarse, hacerse visibles para darse a conocer a todos los hombres.

2 Crónicas 16:9  Los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para  con él.

Ampliar este contenido en otra predicación de Juan Manuel Montané. Ver.

Dios quiere darse a conocer, mostrarnos su gloria.

Salmo 25:14 La comunión íntima de Jehová es con los que le temen, a ellos hará conocer su pacto

Apocalipsis 3:20-21  He aquí,  yo estoy a la puerta y llamo;  si alguno oye mi voz y abre la puerta,  entraré a él,  y cenaré con él,  y él conmigo. Al que venciere,  le daré que se siente conmigo en mi trono,  así como yo he vencido,  y me he sentado con mi Padre en su trono.

 

ESTE EL CENTRO DEL CORAZÓN DE DIOS:

 

ACÉRQUENSE Y YO ME ACERCARÉ.

 

Levítico 10:3  Esto es lo que habló Jehová, diciendo: En los que a mí se acercan me santificaré,  y en presencia de todo el pueblo seré glorificado.

Este pasaje revela el corazón de Dios, desde el mismo Antiguo Testimonio.

En los nos acercamos a Dios, Dios se compromete santificarse

La palabra en hebreo es: “qodesh”; que contiene la idea de separación y dedicación.

Dios se separará y se dedicará, en nosotros.

Y como consecuencia de ello será glorificado en presencia de todo el pueblo.

Dios necesita obrar en nosotros, que nos acerquemos para manifestarse a todo el pueblo.

En el Nuevo Testamento, el llamado es el mismo.

Convoca a los débiles (todos nosotros) a afligirse, a humillarnos delante del Señor porque Dios siempre exalta al que su humilla.

Dios siempre perfecciona todo aquello que se le consagra.

Santiago 4:8-10  Acercaos a Dios,  y él se acercará a vosotros.  Pecadores,  limpiad las manos;  y vosotros los de doble ánimo,  purificad vuestros corazones. Afligíos,  y lamentad,  y llorad.  Vuestra risa se convierta en lloro,  y vuestro gozo en tristeza. Humillaos delante del Señor,  y él os exaltará.

 

DIOS BUSCA UN LUGAR PARA REVELAR SU GLORIA

Material preparado para grupos de estudios bíblicos por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “LA ESENCIA DEL MENSAJE DE DIOS”