LECCIÓN 30 – NOSOTROS SOMOS REDIMIDOS PARA SER VICTORIOSOS EN LO PERSONAL.

armadura

 

30 – NOSOTROS SOMOS REDIMIDOS PARA SER VICTORIOSOS EN LO PERSONAL.

 Ampliar este contenido en el blog: El Reino de Dios

LA NATURALEZA DEL PODER Y DE LA AUTORIDAD QUE SE NOS HA CONFERIDO.

Lucas 9:1-2 Habiendo reunido a sus doce discípulos, les dio poder y autoridad sobre todos los demonios, y para sanar enfermedades. Y los envió a predicar el reino de Dios, y a sanar a los enfermos.

Poder: es la capacidad, la fuerza, la energía para completar una tarea dada.

Autoridad: es el derecho a usar el poder de Dios.

Nuestro problema es que no hemos aprendido a recibir ni a dar órdenes.

La gran comisión comienza con una declaración crucial:

Mateo 28:18-20 Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra.

La palabra griega traducida como autoridad es “exousia”

Esta palabra implica que hay un poder recibido y una autoridad para actuar.

Yo tengo que ser consciente de que estamos frente a una cuestión de autoridad.

¿Con qué autoridad voy? ¿Cuáles son las evidencias de esa autoridad?

Estamos involucrados en este conflicto espiritual.

El verdadero problema no es el pecado sino la ignorancia.

En ese conflicto tenemos que ejercer la autoridad de Cristo dada a la iglesia

Mateo 16:18 Las puertas del infierno no prevalecerán contra la iglesia.               

La autoridad espiritual no consiste en imponer nuestra autoridad sino en establecer la paz de Dios en cada área en que había conflicto, dejando de reaccionar carnalmente frente a nuestras circunstancias.

Romanos 16:20 El Dios de paz aplastará en breve a Satanás bajo nuestro pies.                        

Cuando tenemos autoridad sobre algo debemos verlo sin preocupación, temor o ansiedad..

Nuestra paz es la prueba de nuestra autoridad. Nuestra paz es una verdadera arma.

El primer paso para la victoria es la paz. Como Jesús en la tormenta expresó la paz sobre lo creado. No luchó contra la tormenta sino que la sometió con un paz perfecta. La misma paz la expresó ante Pilatos. De su espíritu salió una calma que era una expresión de la paz que hay en el trono de Dios.

Un pacificador no es quien protesta contra la guerra, es alguien que lleva la paz con él.

Alguien a quien Cristo, la paz, le posee, le rodea y sale de él.

  

MANTENER LA VICTORIA DE CRISTO EN MI INTERIOR

Ampliar este contenido en el blog: Conocer el mundo espiritual

Primero, tenemos que ser efectivos en la guerra defensiva, mantener la victoria que Cristo ganó en la cruz a mi favor

Efesios 6:12  Porque no tenemos lucha contra sangre y carne,  sino contra principados,  contra potestades. A veces creemos que estamos luchando contra hombres y mujeres, jefes, padres, hijos, vecinos; pero tenemos que ser conscientes que hay una guerra espiritual. Hay principados y potestades que están manejando esas mentes (aún la de hermanos y de hermanos ungidos, como el caso de Pedro) Mateo 16:23

Tenemos que tomar conciencia que es una lucha.

Una lucha es un combate personal cuerpo a cuerpo

Comencemos por reconocer el terreno en que desata esa lucha

– comienza en la mente (vio): pensamientos, argumentos y fortalezas interiores

– sigue en el corazón (codició): sentimientos carnales y pasiones desordenadas.

– termina en la voluntad (desobedeció):

 

FORTALECERNOS EN EL SEÑOR 

1 Samuel 30:6 Se fortaleció en el Señor su Dios,

El favor de Dios, es la gracia divina que es liberada sobre una persona para capacitarla a alcanzar los propósitos divinos. Según el modelo de Jesús cada uno debe crecer en la medida del favor para alcanzar el potencial al que Dios nos conduce. Lucas 2:52

Reinaremos sobre la tierra Apocalipsis 5:10. No somos llamamos a dominar a los demás el gobierno divino es una habilitación para servir a los demás con mayor efectividad. El gobierno trae seguridad y bendición a los que están bajo su influencia.

Efesios 3:16-19 Para que Dios no dé conforme a las riquezas de su gloria el ser fortalecido con poder en el hombre interior por su Espíritu para que habite Cristo por la fe en sus corazones… para que seamos llenos de toda la plenitud de Dios.              

Colosenses 1:10-11 Fortalecido con poder conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad, con gozo dando gracias al Padre para que andemos como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra y creciendo en el conocimiento de Dios.

1 Pedro 5:8-9 Vuestro adversario el diablo anda buscando a quien devorar al cual resistir firme en la fe.  Después de que hayan padecido un poco de tiempo el Dios de toda gracia el mismo nos perfeccione, nos afirme, nos fortalezca y nos establezca.

 

NOS FORTALECEMOS TOMANDO TODA LA ARMADURA DE DIOS

Efesios 6:10-11  Por lo demás,  hermanos míos,  fortaleceos en el Señor,  y en el       poder de su fuerza. Vestíos de toda la armadura de Dios,  para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.

Esta armadura es una provisión de Dios para un aspecto de la guerra espiritual.

Es el aspecto más importante, es la guerra defensiva.

Donde me tengo que vestir para no dejar que nos robe lo que tenemos de Dios.

Sólo cuando estás ejercitado en la guerra defensiva vas a poder ser útil en la guerra ofensiva. Notemos que la armadura nos cubre sólo de frente, la espalda la tenemos descubierta porque nos cubre el Señor y en algunos momentos de debilidad otro hermano. La armadura protege nuestro ser interior: cubre nuestra debilidad interior, nuestros conflictos interiores.

1 Tesalonicenses 5:8 No durmamos, sino que velemos y seamos sobrios (lo contrario a ansiosos) vestidos de la coraza de fe y de amor y con la esperanza de salvación como casco

 VERDAD:                                   cinturón                    Contra el divagar, lo que llena mi mente

 JUSTICIA    (AMOR)      coraza            Contra la condenación, el egoísmo, lo que hago

 EVANGELIO:                 calzado.    Contra la vergüenza, temor, lo que me compadezco

 FE                  (FE)         escudo.                                       Contra  los ataques mentirosos

 SALVACIÓN (ESPERANZA)  casco                                                       Contra  la incredulidad

PALABRA:                       espada del Espíritu                     Contra mis recursos humanos 

La armadura de Efesios 6 se completa con lo más importante, con aquello que llena interiormente esa armadura de vida y de poder.

Efesios 6:18 Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos.

 

NOSOTROS SOMOS REDIMOS PARA DESHACER LAS OBRAS DE SATANÁS

Material preparado para grupos de estudios bíblicos por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “LA ESENCIA DEL MENSAJE DE DIOS”

Anuncios

3 pensamientos en “LECCIÓN 30 – NOSOTROS SOMOS REDIMIDOS PARA SER VICTORIOSOS EN LO PERSONAL.

  1. Pingback: CLASE 6 – AUTORIDAD ESPIRITUAL | EL REINO DE DIOS Y LA MANIFESTACIÓN DE LA PRESENCIA DE DIOS

  2. Pingback: VENCER EN LA GUERRA DEFENSIVA | CONOCER EL MUNDO ESPIRITUAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s