LECCIÓN 33 – DIOS SE PROPONE UNIR LAS COSAS DEL CIELO Y LA TIERRA

cielo-y-tierra

33 –  DIOS SE PROPONE UNIR LAS COSAS DEL CIELO Y LA TIERRA

 Ampliar este contenido en el blog: Dios habla proféticamente a su iglesia

CRISTO ES LA ESPERANZA DE GLORIA.

Dios se propuso dar a conocer cuál es la gloriosa riqueza de este misterio entre las naciones,  que es Cristo en ustedes,  la esperanza de gloria. Colosenses 1:27 

 

TENEMOS DOS PERSPECTIVAS DEL HECHO DE CRISTO.

 

* SU MUERTE Y RESURRECCIÓN.

Efesios 2:5-6  nos dio vida juntamente con Cristo  y juntamente con él nos resucitó,  y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús,

Toda la creación está en debilidad y tiene que experimentar la vida de resurrección.

Es la nueva vida, la vida eterna liberada por Cristo en la Cruz para nuestra salvación

El triunfo de Cristo permite la inserción de la plenitud la vida de Dios en el hoy, en nuestra debilidad.

* SU REGRESO

Hebreos 6:18 Tenemos una esperanza puesta delante de nosotros.

Hebreos 6:1,9 Vamos hacia delante hacia la perfección… Estamos persuadidos de cosas mejores.

Tenemos en Cristo una riquísima herencia, poderosas promesas, expectación de redención, una certeza que las promesas se cumplirán

Los creyentes proclaman Maranata: Ven Señor. 1 Corintios 16:22, 2 Corintios 6:2.

Nuestra esperanza es el tiempo en el que esperamos su regreso.

 

HOY VIVIMOS CONJUNTAMENTE DOS REALIDADES

Efesios 1:10  de reunir todas las cosas en Cristo,  en la dispensación del cumplimiento de los tiempos,  así las que están en los cielos,  como las que están en la tierra

Es el: ya, pero todavía no.

 

EN EL CIELO: UNA REALIDAD QUE ES PERFECTA.

La obra está consumada

2 Corintios 5:17  De modo que si alguno está en Cristo,  nueva criatura es;  las cosas viejas pasaron;  he aquí todas son hechas nuevas.

Hebreos 2:6-8   ¿Qué es el hombre,  para que te acuerdes de él?… le coronaste de gloria y de honra, y le pusiste sobre las obras de tus manos; Todo lo sujetaste bajo sus pies.

Juan 17:4  Yo te he glorificado en la tierra;  he acabado la obra que me diste que hiciese.

Esa obra consumada, nosotros la tenemos que mostrar

Efesios 2:6-7  juntamente con él nos resucitó,  y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús.

 

EN LA TIERRA: UNA REALIDAD QUE ES IMPERFECTA.

El pecado alojado en nuestro cuerpo impide que esa realidad celestial se manifieste.

Si bien en la realidad celestial ya somos santos.

En la realidad terrenal esa santidad se está concibiendo, estamos en plena lucha.

Nuestra esperanza es el tiempo que vamos viendo como se concibe la realidad celestial en lo terrenal

Buscar las cosas de arriba

Colosenses 3:1-3  Ya que han resucitado con Cristo, busquen las cosas de arriba,  donde está Cristo sentado a la derecha de Dios. Concentren su atención en las cosas de arriba,  no en las de la tierra, porque habéis muerto,  y vuestra vida

está escondida con Cristo en Dios.

Esa realidad perfecta está escondida en Cristo.

Comprender nuestra realidad celestial

Colosenses 2:3,  están escondidos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento

Descubrir esos tesoros que marcan la diferencia en mi vida de derrota o de plenitud.

La comprensión de las cosas espirituales define mi experiencia

Efesios 1:17-18 Necesitamos que se ilumine en nuestro entendimiento la esperanza que tenemos en Cristo. Para reconocer la riqueza de esta herencia que tenemos con todos los santos.

 

Experimentar la medida en que participo de lo celestial

Efesios 3:16-19  para que os dé,  conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones… para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.

Este pasaje nos explica muy bien el proceso

Primero, viene el entendimiento espiritual, al que accedo con todos los santos

Luego, la experiencia: Conforme a las riquezas en gloria – fortalecidos – para que habite Cristo – hasta alcanzar la plenitud.

Conforme a esa realidad perfecta, a las riquezas en gloria en Cristo Jesús, el Espíritu

Santo nos confiere es el ser fortalecido en el hombre interior.

Para que la realidad celestial habite por la fe en nuestra realidad terrenal.

Seamos llenos de toda la plenitud de Dios.

Cada uno refleja una medida de Cristo por el Espíritu

Efesios 2:7  para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús.

Romanos 9:23  y para hacer notorias las riquezas de su gloria,  las mostró para con los vasos de misericordia que él preparó de antemano para gloria,

 

NUESTRA ESPERANZA ES UN REINO Y UNA REALIDAD  QUE SE ESTÁ ACERCANDO

Ampliar este contenido en esta predicación de Juan Manuel Montané. Ver.

Que viene transformando todas las cosas. Es el poder del Espíritu Santo.

El Espíritu Santo es el que manifiesta el Reino de Dios, es el instrumento, es el agente

de esa realidad; son victorias que se están acercando que hoy la vemos débilmente.

Que el Dios de la esperanza los llene de toda alegría y paz a ustedes que creen en él. 

Para que rebosen de esperanza (en) por el poder del Espíritu Santo. Romanos 15:13 

ESTAMOS ESPERANDO UN ÚLTIMO Y GRAN AVIVAMIENTO.

Salmo 27:13-14  Hubiera yo desmayado,  si no creyese que veré la bondad de Jehová en la tierra de los vivientes. Aguarda a Jehová; esfuérzate,  y aliéntese tu corazón; sí,  espera a Jehová.

Ampliar este contenido en el blog: Dios habla proféticamente a su iglesia

HASTA EL TIEMPO EN QUE TODAS LAS COSAS SERÁN RESTAURADAS

Hechos 3:21  a quien de cierto es necesario que el cielo reciba hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas

 

DIOS SE PROPONE UNIR LAS COSAS DEL CIELO Y LA TIERRA

Material preparado para grupos de estudios bíblicos por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “LA ESENCIA DEL MENSAJE DE DIOS”

Anuncios

3 pensamientos en “LECCIÓN 33 – DIOS SE PROPONE UNIR LAS COSAS DEL CIELO Y LA TIERRA

  1. Pingback: D – EL KERIGMA DE NUESTRA ESPERANZA COMO PUEBLO DE DIOS | DIOS HABLA PROFÉTICAMENTE A SU IGLESIA

  2. Pingback: B.2.3 EL ÚLTIMO Y GRAN AVIVAMIENTO QUE VIENE | DIOS HABLA PROFÉTICAMENTE A SU IGLESIA

  3. Pingback: EL MISTERIO DE NUESTRA ESPERANZA | SOLTAR LA PALABRA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s