LECCIÓN 27 – DIOS ES EL QUE PRODUCE FE Y EL QUE FRUCTIFICA EN NOSOTROS

cosecha 2

27 – DIOS ES EL QUE PRODUCE FE Y EL QUE FRUCTIFICA EN NOSOTROS

 

DIOS SIEMPRE SE OCUPÓ DE MULTIPLICAR A SU PUEBLO TRAYENDO ESTO, ALEGRÍA A SU CORAZÓN.

 Isaías 26:15 Señor tú multiplicaste el número de tu pueblo; tú los multiplicaste y trajiste honor a ti mismo

Génesis 26:12 ¡Ese año las cosechas de Isaac fueron tremendas! Cosechó cien veces más de lo que plantó porque el Señor lo bendijo

Lucas 19:16 El primer siervo reportó una tremenda ganancia —¡diez veces tanto como la cantidad original! ‘Bien hecho!’ El rey exclamó ‘Eres un siervo digno de confianza 

Éxodo 1:7,12 Pero sus descendientes tuvieron muchos hijos y nietos de hecho se multiplicaron tan rápidamente que pronto llenaron la tierra… Pero entre más los egipcios los oprimían ¡más rápido los Israelitas se multiplicaban! Los egipcios pronto se alarmaron

Deuteronomio1:10 El Señor tu Dios te ha multiplicado y mira este día eres como esa multitud de las estrellas del cielo

Hechos 6:7 La palabra de Dios aumentó; y el número de los discípulos se multiplicó en Jerusalén grandemente.

Es la misma naturaleza de Dios multiplicar todo aquello que se le pone en sus manos.

Esta en el corazón de Dios multiplicar el fruto de todo el esfuerzo de sus hijos

 

A NOSOTROS NO NOS TOCA OCUPARNOS DE LOS RESULTADOS.

NOS CORRESPONDE OCUPARNOS DEL PROCESO.

Jesús antes de la cruz dijo: he terminado la obra que me encomendaste.

Y la obra no estaba terminada.

Estaba terminada en su corazón, desde la fe con la confianza en el Espíritu Santo.

Yo me tengo que ocupar de esa parte del proceso.

La intimidad con el Padre, la comunión con el Espíritu de manera que se produzca fe en mi corazón.

 

DIOS BUSCA PRODUCIR FE EN LOS CORAZONES

 

Jesús se enojó por la incredulidad de las personas

Mateo 6:30-31  ¿no hará mucho más a vosotros,  hombres de poca fe? No os afanéis diciendo: ¿Qué comeremos,  o qué beberemos,  o qué vestiremos?

Marcos 4:4 ¿Porqué están amedrentados, acaso no tienen fe? (Frente a la tempestad)

Mateo 14:31 Hombre de poca fe ¿porque dudaste? (Pedro caminando sobre el mar)

Marcos 6:6 Quedó asombrado por la incredulidad de los de Nazaret.

Marcos  9:19 ¡Oh generación incrédula! ¿Hasta cuando tendré que estar con Uds.? ¿Hasta cuando los soportaré? (Ante su fracaso de una liberación)

Marcos 16:14 Les reprochó su incredulidad y dureza de corazón.

Juan 20:27 Insensatos y tardos de corazón para creer.  (En la resurrección)

 

Jesús se asombró por la fe de las personas.

Lucas 7:9 Al centurión le dijo: ni en Israel he encontrado una fe tan grande.

Mateo 15:28 A una mujer cananea le dijo: que grande es tu fe.

Hay cosas que provocan la presencia manifiesta de Jesús en nuestras vidas.

A Jesús le entusiasmo nuestra fe cuando nos reunimos alrededor de él

Lucas 24:13-14  Y he aquí,  dos de ellos iban el mismo día a una aldea llamada Emaús,  que estaba a sesenta estadios de Jerusalén. E iban hablando entre sí de todas aquellas cosas que habían acontecido. Sucedió que mientras hablaban y discutían entre sí,  Jesús mismo se acercó,  y caminaba con ellos.

Mateo 18:20  Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre,  allí estoy yo en medio de ellos.

 

TENEMOS QUE CRECER EN LA FE.

Romanos 12:6 Cada uno de nosotros tiene una medida de fe. La medida de fe repartida por el Señor

Romanos 12:3 no es una medida acotada es una medida que podemos desarrollar

Lucas 17:5  Dijeron los apóstoles al Señor: Auméntanos la fe.

 

EN EL SERVICIO DIOS SALE A NUESTRO ENCUENTRO.

Es un doble encuentro.

Hay un encuentro íntimo desde dónde se produce el impulso y la fe para la misión

Y hay un encuentro con Dios en el servicio.

Mateo 25:35-40  Porque tuve hambre,  y me disteis de comer;  tuve sed,  y me disteis de beber;  fui forastero,  y me recogisteis; estuve desnudo,  y me cubristeis;  enfermo,  y me visitasteis;  en la cárcel,  y vinisteis a mí. Entonces los justos le responderán diciendo: Señor,  ¿cuándo te vimos hambriento,  y te sustentamos,  o sediento,  y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero,  y te recogimos,  o desnudo,  y te cubrimos? ¿O cuándo te vimos enfermo,  o en la cárcel,  y vinimos a ti? Y respondiendo el Rey,  les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños,  a mí lo hicisteis.

 

INTIMIDAD – CONSAGRACIÓN –  SERVICIO – ENCUENTRO

Juan 12:24-26  De cierto,  de cierto os digo,  que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere,  queda solo;  pero si muere,  lleva mucho fruto. El que ama su vida,  la perderá;  y el que aborrece su vida en este mundo,  para vida eterna la guardará.

Si alguno me sirve,  sígame;  y donde yo estuviere,  allí también estará mi servidor. 

Si alguno me sirviere,  mi Padre le honrará.

A Jesús lo encontramos en el servicio.

Y allí encontramos la honra del Padre

Dios bendice donde El está.

En todo encuentro de este tipo hay palabra de Dios.

No es algo estático

Hay Palabra que revela, Palabra que corrige y Palabra que transforma

 

 

DIOS ES EL QUE FRUCTIFICA EN NOSOTROS

Material preparado para grupos de estudios bíblicos por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “LA ESENCIA DEL MENSAJE DE DIOS”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s