LECCIÓN 12 – EL SEÑORÍO DE CRISTO HASTA ALCANZAR SU IMAGEN

12 – EL SEÑORÍO DE CRISTO HASTA ALCANZAR SU IMAGEN

 

Hay una contundente relación entre el deseo de Dios de intimar con nosotros y nuestra santidad. Queremos ser más santos para agrandar su habitación en mí y vivir en una más intensa intimidad con El, cada vez mi carne se debilita más y tiene menos ingerencia en mi vida.

Este es la razón por la que queremos ser más santos, la santidad no es un propósito en sí mismo; es un estado en el cual Dios tiene libertad para obrar y manifestar en y desde nuestras vidas.

Esta santidad es el máximo estado que el hombre puede anhelar.

Es la libertad donde todos los anhelos que tenemos en nuestro espíritu los vivimos y los manifestamos sin ingerencia de nuestra carnalidad.

Es la hermosura de la santidad. Salmo 29:2

Hay una santidad que atrae y una santidad que espanta.

La santidad en el Espíritu, es hermosa, es una libertad deseable.

La santidad en la carne, condena produce soberbia.

Esta santidad es la consecuencia del reconocimiento del Señorío de Cristo en todas nuestras vidas.

 

EL SEÑORÍO DE JESUCRISTO

El libro de los Hechos de los apóstoles termina así:

Hechos 28:30  Y Pablo permaneció dos años enteros en una casa alquilada,  y recibía a todos los que a él venían, predicando el reino de Dios y enseñando acerca del Señor Jesucristo,  abiertamente y sin impedimento.

El concepto del Reino de Dios, era una expresión familiar para los judíos.

En cambio, en el imperio romano, en una cultura más amplia que el judaísmo, hablar de que Jesucristo es el Kyrios -que es la palabra griega por Señor- tenía mucho más resonancia.

Ellos conocían al César y el título que éste tenía no era rey, sino Kyrios, porque era un rey con más amplias facultades.

Asumir que Él es el Kyrios implica doblar la rodilla, bajar el orgullo, la rebeldía, cambiar de actitud.

No obstante, el hombre tiene la actitud contraria: yo hago lo que quiero; a mí no me manda nadie; yo vivo como se me da la gana.

Ése es el pecado del hombre. Cuando esa actitud de independencia, rebeldía, orgullo, se rompa, y el pecador se arrodille interiormente, se humille y cambie de actitud, y le diga Kyrios a Jesús, lo estará aceptando como Señor, como el que manda ahora en su vida.

Mi vida, mi tiempo, mi dinero, mi casa, mi familia, mi auto, mi empresa, mi futuro, ya no son míos. Es todo de El.

Lucas l4:33 Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo

Decirle Kyrios a Jesús, significa asumir que yo soy un siervo, un esclavo, que mi vida no me pertenece, que soy una propiedad de mi Amo, de mi Señor. La palabra griega “dulos” fue traducida por “siervo”, pero más directo es “esclavo”.

Romanos 1:1  Pablo esclavo de Jesucristo.

Esa es la condición para ser salvos.

Romanos 10: 8-9 Esta es la palabra de fe que predicamos, que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios lo levanto de los muertos, serás salvo.

Romanos 10: 13 Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.

HAY UNA ESTATURA QUE TENGO QUE ALCANZAR

Efesios 4:13-15  hasta que todos lleguemos… a un varón perfecto,  a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; para que ya no seamos niños fluctuantes,  llevados por doquiera de todo viento de doctrina,  por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza,  esto es,  Cristo,

Vamos dejando la niñez espiritual caracterizada por la falta de discernimiento y la fluctuación y vamos creciendo hasta alcanzar la medida, esa medida es la estatura de la plenitud de Cristo.

 

VAMOS CRECIENDO SIEMPRE Y EN TODO

1 Corintios 15:58  Estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre,  sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.

Colosenses 1:10-11  Para que andéis como es digno del Señor,  agradándole en todo,  llevando fruto en toda buena obra,  y creciendo en el conocimiento de Dios; fortalecidos con todo poder,  conforme a la potencia de su gloria,  para toda paciencia y longanimidad;

2 Tesalonicenses 1:3  Por cuanto vuestra fe va creciendo,  y el amor de todos y cada uno de vosotros abunda para con los demás

 

HASTA QUE CRISTO SEA FORMADO EN NOSOTROS

Gálatas 4:19  Hijitos míos,  por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto,  hasta que Cristo sea formado en vosotros,

2 Corintios 4:11  Porque nosotros que vivimos,  siempre estamos entregados a muerte por causa de Jesús,  para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestra carne mortal.

Este proceso de formación de Cristo en mí, es un proceso doloroso.

Para mí y para quienes me rodean, semejante a los dolores de parto.

En la medida que buscamos la manifestación de la vida de Cristo hay un proceso muy doloroso para mi yo, para mi bienestar, para mi comodidad: es la muerte de nuestro yo el debilitamiento de mi carnalidad.

Lucas 17:33  Todo el que procure salvar su vida,  la perderá;  y todo el que la pierda,  la salvará.

 

HASTA SER EDIFICADOS COMO MORADA DE DIOS EN EL ESPÍRITU

1 Pedro 2:4-5  Acercándoos a él,  piedra viva,  desechada ciertamente por los hombres,  mas para Dios escogida y preciosa, vosotros también,  como piedras vivas,  sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo,  para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo

Efesios 2:20-22  Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas,  siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, en quien todo el edificio,  bien coordinado,  va creciendo para ser un templo santo en el Señor; en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.

Las  piedras vivas se van adaptando, se van acomodando unas con otras para ser edificadas como un lugar donde el Espíritu puede morar para que Dios se manifieste.

 

EL SEÑORÍO DE CRISTO HASTA ALCANZAR SU IMAGEN

Material preparado para grupos de estudios bíblicos por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “LA ESENCIA DEL MENSAJE DE DIOS”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s