LECCIÓN 6 – EL HOMBRE RECONOCE QUE DIOS TIENE UN PLAN PARA SU VIDA

6  – EL HOMBRE RECONOCE QUE DIOS TIENE UN PLAN PARA SU VIDA

Ampliar este contenido en otra predicación de Juan Manuel Montané. Ver.

Cuando me rindo al Señor es relativamente sencillo entregar mi pasado.

Tengo una urgente necesidad de limpiar mi conciencia.

Necesito que los pecados que he cometido en mi pasado sean perdonados.

Es relativamente fácil rendir mi presente.

En la medida que quiero agradarle es inminente el tomar conciencia de mi fragilidad. Surge una tremenda necesidad que mi debilidad sea vivificada por la gracia de Jesús.

Lo más complejo es rendir mi futuro.

Cuando vengo a los pies de Cristo lleno de necesidad, vengo también con proyectos, anhelos e ilusiones construidas a lo largo de toda una vida. Cuando descubro que Dios tiene un propósito eterno y que en ese proyecto cuenta conmigo, que tengo un parte en la concreción de ese plan de Dios, se tiene que producir un conflicto. Un conflicto en una de las áreas más sensibles de mi persona, en el terreno de los anhelos.

El plan de Dios para mi vida entra en conflicto con mi propio plan.

Es en este plano donde se define concretamente el señorío de Cristo en mi vida.

Romanos 10:8-10  Esta es la palabra de fe que predicamos: que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor,  y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos,  serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia,  pero con la boca se confiesa para salvación.

 

JESUCRISTO ES EL SEÑOR DE MI FUTURO

Tengo que reconocer que Dios es soberano para tomar decisiones acerca de mi vida.

Y que mi plan tiene que estar sujeto al plan que El tiene para mí.

Voluntariamente supedito mi plan al plan de Dios.

Soy parte de algo superior a mi, algo que me trasciende.

Fui creado para Dios, la vida consiste en que El me use para cumplir sus propósitos y no para que yo lo use para cumplir con los míos.

Colosenses 1:16  Porque en él fueron creadas todas las cosas… todo fue creado por medio de él y para él.

Salmo 138:8  El Señor cumplirá en mí su propósito.

Jeremías 29:11  Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes afirma el Señor, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.

EL SUPREMO LLAMAMIENTO DE DIOS

El hombre está diseñado de manera que no encuentra satisfacción en sí mismo.

Alcanzar sus logros egoístas, no producen ese sentido de plenitud que tanto ansía.

El hombre está orientado hacia fuera, busca un sentido para la vida, algo más elevado que él mismo.

Necesita un fundamento fuera de sí para sentirse pleno.

Es cuando logra satisfacer ese sentido de trascendencia cuando alcanza satisfacción, felicidad y plenitud.

Filipenses 3:13-14  Yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado;  pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás,  y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta,  al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Filipenses 1:6  Estando persuadido de esto,  que el que comenzó en vosotros la buena obra,  la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.

Hebreos 6:1    Vamos hacia delante hacia la perfección.

Hebreos 6:9  Estamos persuadidos de cosas mejores.

EL PROPÓSITO DE DIOS SE TRANSFORMA EN NUESTRA ESPERANZA

Colosenses 1:27  Dios se propuso dar a conocer cuál es la gloriosa riqueza de este misterio entre las naciones,  que es Cristo en ustedes,  la esperanza de gloria.

1 Pedro 1:3  Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo,  que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva.

Aprender a mirar el futuro no desde la realidad que estoy viviendo sino desde  la realidad que tenemos por delante que Cristo preparó para nosotros.

Es un futuro cargado de expectativa, un horizonte pleno de posibilidades.

Miro el “porvenir” y me lleno de expectativas, todavía lo mejor no lo he vivido.

Miro el futuro lleno de milagros y transformaciones.

Si hasta ahora pude ver al Reino de Dios hacerse presente y transformar, al Espíritu Santo haciendo milagros, mucho más es lo que veré

El futuro es una fuente de ánimo.

Un futuro repleto de promesas que se están engendrando hoy.

Una esperanza que es la consecuencia de creer en un Dios que tiene un plan, y que nos ama con un amor eterno.

Romanos 15:13  Que el Dios de la esperanza los llene de toda alegría y paz a ustedes que creen en él.  Para que rebosen de esperanza  por el poder del Espíritu Santo.

Hebreos 6:11, 18 Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin,  para plena certeza de la esperanza…  en las cuales es imposible que Dios mienta,  tengamos un fortísimo consuelo los que hemos acudido para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros.

 

ACEPTAR EL PLAN QUE DIOS TIENE PARA MI VIDA

Jeremías 29:11  Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros,  dice Jehová,  pensamientos de paz,  y no de mal,  para daros el fin que esperáis.

Romanos 8:29-30  Porque a los que antes conoció,  también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo,  para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó,  a éstos también llamó;  y a los que llamó,  a éstos también justificó;  y a los que justificó,  a éstos también glorificó.

Proverbios 16:9  El corazón del hombre piensa su camino; mas Jehová endereza sus pasos.

Salmo 37:23  Por Jehová son ordenados los pasos del hombre, y él aprueba su camino.

Salmo 17:5  Sustenta mis pasos en tus caminos, para que mis pies no resbalen.

Dios tiene una voluntad por la que determina el curso de las cosas hacia dónde quiere dirigirlas. Son pensamientos de paz.

Tiene un determinado propósito que nosotros como sus hijos tenemos la responsabilidad de reconocer. A los que predestinó, los llamó y los glorificó.

Y cómo necesita que yo me involucre en ese propósito tiene un plan específico para mi vida. Yo también tengo un plan para mi vida pero lo tengo que supeditar al de El.

Rindo mi futuro con la expectativa que el tiene preparado lo mejor para mí

Y rindo mis caminos, lo sujeto al plan que El tiene para mí.

El cuida mis pasos, para que no resbalen, ni se desvíen

El dirige mis pasos para que alcance el bien que esperamos.

Salmo119:133  Ordena mis pasos con tu palabra, y ninguna iniquidad se enseñoree de mí.

 

EL HOMBRE RECONOCE QUE DIOS TIENE UN PLAN PARA SU VIDA

Material preparado para grupos de estudios bíblicos por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “LA ESENCIA DEL MENSAJE DE DIOS”

Anuncios

LECCIÓN 5 – DIOS QUIERE DAR A CONOCER EL MISTERIO DE SU VOLUNTAD

5 – DIOS QUIERE DAR A CONOCER EL MISTERIO DE SU VOLUNTAD

Dios nos reveló su gloria y ahora tenemos fe en un Dios Todopoderoso sentado en el trono que tiene un completo gobierno sobre todas las cosas que pasan en la tierra.

Pero Dios no sólo existe, lo importante es que “es”.

Cuándo le preguntaron que le manifieste su nombre, El se presentó como:

Yo soy el que soy, que he sido y seguiré siendo. Éxodo 3:14

Esa esencia de Dios implica una personalidad y una voluntad propia.

Ese Dios a quien adoramos no sólo existe, tiene una voluntad que tengo la responsabilidad de conocer y supeditarme a ella.

Es un día glorioso, el día que recibo revelación del ser de Dios como algo que no puedo manejar, que tiene vida propia a la que me tengo que subordinar.

 

Dios tiene firmes propósitos

Hebreos 6:17 Pues bien, Dios quiso mostrar claramente a quienes habían de recibir la herencia que él les prometía, que estaba dispuesto a cumplir la promesa sin cambian nada de ella. Por eso garantizó su promesa mediante el juramento.

Isaías 14:24 El Señor Todopoderoso ha jurado: “Sin duda alguna, lo que yo he decidido, se hará; lo que yo he resuelto, se cumplirá.”

Isaías 46:10 Yo anuncio el fin desde el principio; anuncio el futuro desde mucho antes. Yo digo: Mis planes se realizarán; yo haré todo lo que me propongo.

 

Dios tiene una voluntad que nos la quiere dar a conocer

Efesios 1:9  dándonos a conocer el misterio de su voluntad,  según su beneplácito,  el cual se había propuesto en si mismo

Dios según su beneplácito nos ha dado a conocer Su voluntad.

Beneplácito, ¿Qué palabra, no?  “eudokía”

Es la misma palabra que se traduce en el mismo texto: el puro afecto, y en otros textos le agradó, tuvo complacencia, le ha placido, anheló

 

LA REALIDAD DEL CIELO Y LA REALIDAD DE LA TIERRA

Ampliar este contenido en el blog: Conocer el mundo espiritual

Efesios 1:7-10  Según las riquezas de su gracia, que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia, dándonos a conocer el misterio de su voluntad,  según su beneplácito,  el cual se había propuesto en si mismo, de reunir todas las cosas en Cristo,  en la dispensación del cumplimiento de los tiempos,  así las que están en los cielos,  como las que están en la tierra

 

En el cielo se hace la voluntad de Dios. Satanás fue desalojado del cielo.

Lucas 10:18  Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo.

Apocalipsis 12:9-12  Porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos,  el que los acusaba delante de nuestro… ¡Ay de los moradores de la tierra!  Porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira,  sabiendo que tiene poco tiempo.

 

Que la realidad del reino de los cielos, sea la realidad de la tierra.

Mateo 6:10  Venga tu reino, hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.

El anhelo de Dios es que la realidad del cielo se convierta en la realidad de la tierra.

El reino de Dios se hace presente.

Es la consumación del anhelo de Dios de manifestarse, de hacer su morada en tierra #1

La realidad de la tierra se degradó con la caída del hombre.

Y toda la creación espera…

Romanos 8:19-22  la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción,  a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Porque sabemos que toda la creación gime a una,  y a una está con dolores de parto hasta ahora.

.

Nosotros somos los responsables de manifestar esa realidad celestial.

Efesios 2:6-7  juntamente con él nos resucitó,  y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús.

Colosenses 3:1-3  Ya que han resucitado con Cristo, busquen las cosas de arriba,  donde está Cristo sentado a la derecha de Dios. Concentren su atención en las cosas de arriba,  no en las de la tierra, porque habéis muerto,  y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios

 

Hasta la restauración de todas las cosas.

Hechos 3:21 Es necesario que el cielo reciba hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas,  de que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo.

Hebreos 10:12-13 Cristo,  habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados,  se ha sentado a la diestra de Dios, de ahí en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies.

Efesios 4:13  hasta que todos lleguemos… a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.

Dios se ha propuesto restaurar todas las cosas.

Volver al propósito original del hombre antes de la caída.

Poner a todos los enemigos de Dios bajo los pies de Cristo y de la iglesia.

Presentar a una novia santa y mancha preparada para las bodas del Cordero.

Un Cuerpo que alcance la estatura de la plenitud de Cristo

Una familia de muchos hijos semejantes a Cristo.

 

DIOS GOBIERNA TODAS LAS COSAS PARA QUE ESTE PROPÓSITO SEA CONSUMADO

Efesios 1:11  Habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad,

Dios tiene una voluntad firme y bien determinada.

Restaurar todas las cosas hasta que todos alcancemos plenitud de Dios.

Nos revela el misterio de su voluntad porque quiere que seamos colaboradores de El

2 Corintios 6:1  Nosotros,  como colaboradores suyos,  os exhortamos también a que no recibáis en vano la gracia de Dios.

Y nos da esta certeza, que El está en el trono gobernando todas las circunstancias para que ayuden en la realización de su propósito.

Romanos 8:28-30  Y sabemos que a los que aman a Dios,  todas las cosas les ayudan a bien,  esto es,  a los que conforme a su propósito son llamados.

Mateo 10:29-30   Con todo, ni uno de ellos (pajarillos) cae a tierra sin vuestro Padre. Pues aun vuestros cabellos están todos contados.

 

DIOS QUIERE DAR A CONOCER EL MISTERIO DE SU VOLUNTAD

Material preparado para grupos de estudios bíblicos por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “LA ESENCIA DEL MENSAJE DE DIOS”

LECCIÓN 4 – LA RESPUESTA A LA PROVISIÓN DE DIOS ES ESTABLECER UNA RELACIÓN COMPROMETIDA CON EL

4 – LA RESPUESTA A LA PROVISIÓN DE DIOS ES ESTABLECER UNA RELACIÓN COMPROMETIDA CON EL  

(JESUS EL CAMINO)            

 

Dios está llamando a todos los hombres: Vengan a mí.  Mateo 11:28-30                      

Ir a El, es la primera respuesta del hombre.

Vamos, porque sabemos que El nos está buscando.

Todos los que están con el alma abatida: los cansados y cargados

Vamos, porque reconocemos nuestro estado de necesidad.

Es el primer quebranto del hombre implica deponer todos sus recursos de autosatisfacción. No tengo, ni están a mi alcance los recursos para conducir a mi alma a la plena satisfacción. Sólo Dios los tiene.

Fuimos creados para estar en armonía con Dios.

Sin Dios mi alma siempre estará turbada e insatisfecha.

Y yo los haré descansar: dice el Señor

Para Dios es sumamente importante nuestro reposo interior.

Sólo un alma que está satisfecha puede ser generosa.

Un alma satisfecha se puede negar, pueda dar otra milla puede poner otra mejilla, puede salir del centro, de su ansiedad y de su autosatisfacción.

 

Cuando Dios establece su morada ministra reposo al alma.

Juan 14:26-27  Mas el Consolador,  el Espíritu Santo,  a quien el Padre enviará en mi nombre,  él os enseñará todas las cosas,  y os recordará todo lo que yo os he dicho. La paz os dejo,  mi paz os doy;  yo no os la doy como el mundo la da.  No se turbe vuestro corazón,  ni tenga miedo.

Hebreos 4:10-11  Porque el que ha entrado en su reposo,  también ha reposado de sus obras,  como Dios de las suyas. Procuremos,  pues,  entrar en aquel reposo,  para que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia.

La primera consecuencia del morar de Dios por el Espíritu de consolación es el reposo de nuestra alma, todavía no hay transformación todo comienza con la paz.

 

Tomad mi yugo: dice el Señor

Un yugo es aquello que une los cuellos de dos bueyes para trabajar en el campo:

– un buey viejo y experimentado,

– un buey joven y lleno de bríos.

El buey joven va aprendiendo la tarea del buey viejo.

El buey experimentando es nuestro Señor Jesús.

La escuela del Señor es aprender a ser manso y humilde.

A veces nos olvidamos que son las dos grandes lecciones que Dios nos quiere enseñar.

El yugo es algo que tomo voluntariamente

El yugo es esa relación de compromiso.

Es mi respuesta ante el deseo de Dios de manifestarse.

Mi necesidad y su virtud  Mi nada y su TODO.

 

Este compromiso con Jesús tiene carácter de Pacto.

Lucas 9:23  Si alguno quiere venir en pos de mí,  niéguese a sí mismo,  tome su cruz cada día,  y sígame.

Mateo 10:38-40  El que no toma su cruz y sigue en pos de mí,  no es digno de mí.  El que halla su vida,  la perderá;  y el que pierde su vida por causa de mí,  la hallará. El que a vosotros recibe,  a mí me recibe;  y el que me recibe a mí,  recibe al que me envió.

 

MI RESPUESTA ESTABLECE UN VÍNCULO QUE PRODUCE VIDA

Efesios 2:1,9  Y él os dio vida a vosotros,  cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados… para mostrar en los tiempos venideros la incomparable riqueza de su gracia,  que por su bondad derramó sobre nosotros en Cristo Jesús.

 

En ese vínculo está la vida, no en un rito, ni en mi militancia.

Juan 15:5-6  Yo soy la vid y ustedes son las ramas.  El que permanece en mí,  como yo en él,  dará mucho fruto;  separados de mí no pueden ustedes hacer nada. El que no permanece en mí es desechado y se seca,  como las ramas que se recogen,  se arrojan al fuego y se queman.

 

ESE VÍNCULO ES EL ESPÍRITU SANTO

El bendito yugo que nos une a Cristo es: el Espíritu Santo.

Es una relación de compromiso

Necesito aprender a ser dirigido por El.

Romanos 8:14  Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios,  éstos son hijos de Dios.

Es una relación de provisión: El es mi amigo

El es el que me ayuda en mi debilidad.

Juan 7:37-38 Si alguno tiene sed,  venga a mí y beba.  El que cree en mí,  como dice la Escritura,  de su interior correrán ríos de agua viva.

Romanos 8:26  Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad;  pues qué hemos de pedir como conviene,  no lo sabemos,  pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.

El es el que me consuela, el que se ocupa de mi estado de ánimo.

Juan 14:16  Y yo rogaré al Padre,  y os dará otro Consolador,  para que esté con vosotros para siempre.

El es el que me fortalece interiormente

Efesios 3:16  para que os dé,  conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecido con poder en el hombre interior por su Espíritu;

Al unirme a la divinidad por el Espíritu Santo accedo a todas la abundancia que hay en El: a las riquezas en gloria.

 

ESE VÍNCULO NOS HACE UNO

Al establecerse este vínculo entre Dios y yo por el Espíritu Santo.

Se cumple la primera declaración del ser y misión de Cristo.

Juan 14:16 Yo soy el camino.

Jesús envío el Espíritu Santo para abrir el camino

Jesús establece ese vínculo entre Dios y yo.

Vínculo que es toda relación, el Espíritu Santo es toda relación y nos hace uno.

Juan 17:23  Yo en ellos,  y tú en mí,  para que sean perfectos en unidad,

 

EL HOMBRE RESPONDE A LA REVELACIÓN ESTABLECIENDO UNA RELACIÓN COMPROMETIDA

Material preparado para grupos de estudios bíblicos por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “LA ESENCIA DEL MENSAJE DE DIOS”

LECCIÓN 3 – EL REINO DE DIOS ES LA MANIFESTACIÓN DE SU GLORIA EN LA TIERRA

EL REINO DE DIOS ES LA MANIFESTACIÓN DE SU GLORIA EN LA TIERRA

  Ampliar este contenido en el blog: el Reino de Dios. Clase 3 

 

Bendecidos en los lugares celestiales (mis alturas)

Efesios 1:3  Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo,  que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo.

Efesios 2:6-7  Juntamente con él nos resucitó,  y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús.

Salmo 18:33  Quien me hace estar firme sobre mis alturas.

 

En Dios hay abundantes y profundas riquezas escondidas

Efesios 1:18  alumbrando los ojos de vuestro entendimiento,  para que sepáis  cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos. (Efesios 2:7)

Colosenses 2:2-3  hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento,  a fin de conocer el misterio de Dios el Padre,  y de Cristo, en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento. (Colosenses 1:27)

Romanos 11:33  ¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios,  e inescrutables sus caminos! (Romanos 9:23)

 

LA NATURALEZA DE DIOS ES LA DE UN DIOS PROVEEDOR

Filipenses 4:19  Mi Dios,  pues,  suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

Es la primera característica de su paternidad, y es modelo de toda paternidad.

La primera tarea del Espíritu Santo es revelarnos esa paternidad.

Romanos  8:14-16  Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios,  éstos son hijos de Dios. Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor,  sino que habéis recibido el espíritu de adopción,  por el cual clamamos: ¡Abba,  Padre! El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu,  de que somos hijos de Dios.

¡ES EL PADRE NUESTRO QUE ESTÁ EN LOS CIELOS!

No es el Padre mío, es demasiado abundante para ser sólo Padre mío: es Padre nuestro.

 

EL REINO DE DIOS ES LA PROVISIÓN DE DIOS PARA TODO HOMBRE

El reino de Dios es el reinar de Dios.

Esta realidad no se la puede ver  con los ojos físicos.

Juan 3.3 el que no naciere de nuevo no puede ver el reino de Dios. 

 

VENGA TU REINO. QUE SE HAGA TU VOLUNTAD EN LA TIERRA

El reino de Dios es el lugar donde Dios gobierna.

Es el ámbito donde Dios manifiesta su voluntad. Es el lugar donde fluye su virtud que hace posible que los hombres puedan hacer su voluntad.

Nosotros somos el nexo. El Reino es una realidad en el cielo. Se transforma en una realidad en mi vida y se manifiesta…

El reino de Dios se acerca, invade, se manifiesta en la tierra.

Cristo está sentado a la diestra del Padre y el Espíritu Santo está fluyendo del trono y siendo derramado sobre la tierra.

Esa irrupción del Espíritu sobre la tierra manifiesta el Reino de Dios.

Mateo 12:28  Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios

 

Es el cielo en la tierra.

Se manifiesta el Reino de Dios, el señorío de Cristo por el Espíritu Santo tomando gobierno sobre todo, entonces hay verdadera libertad.

2 Corintios 3:17  Porque el Señor es el Espíritu;  y donde está el Espíritu del Señor,  allí hay libertad.

Hay libertad, el poder del Espíritu se manifiesta el Reino de Dios se acerca y se   hace presente hay milagros y manifestaciones sobrenaturales.

Ya no es sólo una cuestión espiritual, es una cuestión geográfica.

Mateo 18:20  Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre,  allí estoy yo en medio de ellos.

Hechos 4:31  Cuando hubieron orado,  el lugar en que estaban congregados tembló;  y todos fueron llenos del Espíritu Santo,  y hablaban con denuedo la palabra de Dios.

Marcos 5:2-6  Y cuando salió él de la barca,  en seguida vino a su encuentro,  de los sepulcros,  un hombre con un espíritu inmundo, que tenía su morada en los sepulcros… Cuando vio,  pues,  a Jesús de lejos,  corrió,  y se arrodilló ante él.

 

Nuestro Padre nos ha hecho provisión de todas las cosas en Cristo.

Romanos 8:32  El que no escatimó ni a su propio Hijo,  sino que lo entregó por todos nosotros,  ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?

Dios ha hecho provisión para nosotros en Cristo: un Redentor.

En Cristo hay un banquete para toda necesidad de los hombres.

Juan 6:51-57 Si no coméis la carne del Hijo del Hombre,  y bebéis su sangre,  no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre,  tiene vida eterna;  y yo le resucitaré en el día postrero. Porque mi carne es verdadera comida,  y mi sangre es verdadera bebida.

 

Agrandar lo que esperamos en el Señor

Efesios 3:20. Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos,  según el poder que actúa en nosotros.

1 Crónicas 4:9-10 ¡Oh, si me dieras bendición,  y ensancharas mi territorio,  y si tu mano estuviera conmigo,  y me libraras de mal,  para que no me dañe!  Y le otorgó Dios lo que pidió.

Isaías 54:2-3  Ensancha el sitio de tu tienda,  y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas;  no seas escasa;  alarga tus cuerdas,  y refuerza tus estacas.

 

Dios es el proveedor para tu alma 

Salmo 23:1-3  El Señor es mi pastor;  nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará. Confortará mi alma;

Juan 10:9-10 Yo soy la puerta; el que por mí entrare será salvo; y entrará,  y hallará pastos… Yo he venido para que tengan vida y para que la tengan en abundancia.

Este vínculo con Dios por medio del Espíritu Santo nos relaciona con un Dios Padre, poderoso, abundante y proveedor; que en Cristo Jesús abrió los cielos para que tengamos vida en abundancia.

 

EL REINO DE DIOS ES LA MANIFESTACIÓN DE SU GLORIA EN LA TIERRA

Material preparado para grupos de estudios bíblicos por Juan Manuel Montané

Publicado en el blog: “LA ESENCIA DEL MENSAJE DE DIOS”